Singapore

Nuestro avión procedente de Londres aterrizó en el aeropuerto de Changi a las 6 pm hora local. Estábamos bastante cansados después de tantas horas de vuelo, pero afortunadamente está bien conectado con el centro de la ciudad por metro. Aún así nos equivocamos de dirección al salir de nuestra estación de metro en Lavender y tocó caminar un rato.

Vistas al Marina Bay Sands Hotel

Nos alojamos en travellers backpakers buscando la pensión más barata (Singapore es caro) y para ser lo más barato está bien, con aire acondicionado en habitación de 6 pero sin lujos. Por las noches el aire está siempre encendido por lo que incluso se pasa frío. Después de dejar las maletas decidimos ir a pasear un poco y conocer el barrio de little india, donde casualmente celebran el deepavali y todo el barrio está iluminado.

Singapore es bastante seguro y eso que no vimos ni un coche patrulla. Pero se ve que las leyes son bastante severas por lo que la gente no suele delinquir. Cenamos en un puestecito hindú de Lavender food square y ahí cometimos nuestro primer error. Pedirlo poco picante. Sacábamos fuego por la boca con esas brochetas. Eso sí, a 80 céntimos cada una.

Sultan Mosque

Al día siguiente desayunamos pronto en el hotel y decidimos caminar por Little India y kampong glam (el barrio musulmán). Visitamos diferentes lugares como los templos de Sri Veeramakaliamman (impronunciable), Templo de las mil luces (aunque estaba en obras) por parte del barrio indio y la mezquita del sultán en el árabe. Acto seguido nos fuimos a marina bay a contemplar la zona financiera con esos enormes rascacielos.

Littel India

El calor empezaba a apretar y fuimos a visitar los Gardens of the bay. Acogedor y moderno lugar y a la sombra de los arboles se está muy bien, pero en cuanto te acercas al sol las quemaduras de primer grado están aseguradas. De aquí volvimos por el otro lado de la bahía para observar el Merlion park, una fuente mitad pez, mitad león que es el símbolo de la ciudad.

Queríamos volver a ver el skyline y los jardines por la noche así que para hacer tiempo fuimos a chinatown. Los puestos callejeros y de souvenirs son una delicia allí. Visitamos el templo de Sri Mariammar y el Templo de la reliquia del diente de buda donde hay más de 100 budas todos con posiciones diferentes.

Gardens of the bay

Para finalizar vimos atardecer delante del skyline y el espectaculo de luces y música en el garden of the sea (muy recomendado). Volvimos en metro y nos dimos cuenta de que están automatizados, por lo que no hay maquinistas y puedes ponerte en primera fila cual montaña rusa.

El segundo día fuimos a recorrer parte del trekking (si se le puede llamar así) de las Southem ridges finalizando en el Monte faber. De ahí puedes coger un funicular a la isla de Sentosa. Es mejor hacer el recorrido en la dirección que lo hicimos nosotros ya que la subida es agradable. De la otra forma tendrás que empezar subiendo 160 escalones, con la humedad de Singapore.

La caminata es un lindo paseo entre árboles donde puedes observar como era antes esta isla en cuanto a vegetación. La tarde la dedicamos a visitar el museo de las civilizaciones asiáticas, vimos los restos de un navío que se hundió durante la época de la ruta de la seda y cuyos restos se encontraron hace dos décadas. La mayoría de objetos del museo eran procedentes de China y la verdad es que esperábamos un poco más de variedad. Antes de volver al hostel vimos por última vez el Sky Line de noche, una vez más, impresionante.

Sky Line

El tercer y último dia lo dedicamos a ver el último rincón de selva virgen que queda en Singapore, el Bukit Timah Nature Reserve y el McRitchie Reservoir. Tras un comienzo accidentado (no llevábamos agua y Alberto tuvo que salir una hora fuera de la civilización para conseguir), disfrutamos de unas bonitas rutas de trail, con puente colgante incluído, en un entorno muy fresco. No faltaron en nuestro camino monos intentando robarnos cualquier cosa o lagartos de medio metro que hicieron gritar a Irene como una posesa al confundirlos con una serpiente pitón.

Al caer la tarde llegó la hora de partir al aeropuerto (no sin antes comprobar que en Singapore llueve de repente y de lo lindo).

En resumen, cuando te vienen a la mente solo dos “peros” al pensar en una ciudad, posiblemente sea porque la misma no te ha defraudado. Hablo de aceras ocupadas por establecimientos en little indian donde era muy dificil pasar o ausencia de pasos de peatones en algunos cruces donde era imposible cruzar, dos nimiedades comparadas con todo lo que te ofrece la ciudad del león.

Nos esperaba Indonesia con Medan como primera visita. Todo contrastes comparado con la civilizada Singapore. ¡El sudeste asiático puro y duro nos espera!

Bukit Timah Nature Reserve

RESUMEN SINGAPURE

Días visitando el país:3

Dinero gastado: (Cambio 1€/1,6$) 164,79€ x 2 personas = 82,40€/personas o 27,46€ día/persona

Anuncios

Un comentario en “Singapore

  1. Pingback: ¡Tenemos billetes! | Camino a Ítaca

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s