Cemoro Lawang – Gunung Bromo

Salimos de Yogyakarta en el tren de la mañana (10:30 a.m.) con destino a Probolinggo. Ocho horas para 300km, pero el bus es peor, pues sabemos de una chica que partió a las 7 a.m y llegó a Cemoro Lawang una hora después que nosotros. Al menos el tren cumple sus horarios y es más comodo, nos costó 220 000 IDR (13€) por cabeza.

El paisaje lunar del Bromo

A las 18:30 llegamos a Probolinggo y ahí empezó nuestra odisea. En el tren conocimos a dos Brasileños que también querían subir esa noche al Gunung Bromo. Les comentamos que la idea es pillar un pequeño bus amarillo hasta la estación de buses a 5 km y de ahí subir con un minibus a Cemoro Lawang, que es donde empieza la excursión al humeante volcán.

Nada mas bajar del andén ya hay taxis que nos ofrecen subir directamente a Cemoro Lawang por 100 000 IDR (6€) cada uno directo sin paradas. Mucha gente no hace caso y se van a los autos amarillos rumbo a la estacion de buses. Nosotros nos quedamos con un hombre que tras regatear nos lo deja a 50 000 IDR (3€) por cada uno de los cuatro.

Salimos y a los 15 minutos se para para comentarnos que hay que cambiar de vehículo. Casualmente para en una empresa de tours que intenta vendernos el Gunung Bromo pero desistimos porque por libre se puede hacer. El auto en el que nos tenemos que subir empieza a tardar y algo huele mal… Al final llega, nos subimos y a los 10 minutos nos vuelve a decir que hay que cambiar de vehículo. Nosotros comentamos que nos negamos ya que ellos se habían ofrecido a llevarnos por la cantidad acordada a Cemoro Lawang.

El humeante Bromo

En el lugar donde para hay diferentes buses y nos señala uno. Al bajar para cambiarnos, el hombre se va. Nos ha dejado en la estación de buses, solo querían vendernos un tour y al no aceptar nos dejó tirados. Al preguntar por el bus nos vuelven a decir 100 000 IDR (6€) y al nosotros recriminarle que lo habíamos contratado por la mitad. Nos responden que ellos no sabian quienes eran esos señores. La rabia nos invade por dentro, habíamos perdido una hora y ya todos los minibuses habían subido llenos. Solo nos quedaba resignarnos y pagar o no llegaríamos nunca.

Como consejo tras esta desagradable experiencia, les recomendamos que en el tren socialicen con los demás mochileros, hagan un grupo de 8 o 9, bajen del tren sin hacer caso a toda esa gente, se suban a los autos amarillos rumbo a la estación de buses (5 000 IDR 15 min) y llenen en grupo un minibus por 50 000 IDR por cabeza.

Una vez llegamos a Cemoro Lawang hay que pagar 10 000 IDR por entrar. Estábamos cansados y buscamos el primer hostel por 150 000 IDR (9€). Ya todo el mundo dormía así que entramos en el único restaurante, cenamos algo (curiosamente barato), y contratamos un coche para las 3 a.m. que por 100 000 IDR (6€) cada uno nos llevase al mirador y después al Gunung Bromo. Hacía frío y dormimos por primera vez con manta.

Crater del Bromo

A las 3 am una orda de jeeps marca Toyota subía la ladera mas empinada que hemos visto jamás en fila india rumbo al mirador King kong. No antes sin pagar 220 000 IDR (13€) cada uno por la entrada al parque. Por la noche el pueblo nos pareció pequeño, no sabíamos de donde habia salido tanta gente. El mirador rápidamente se llena y la gente se agolpa en laderas, pequeñas repisas o cimas afuera del mirador, solo faltaba gente encima de los árboles. Pero la verdad es que el amanecer impresiona y la foto es de las que se recuerdan toda la vida. Tres volcanes de postal posan majestuosamente con las primeras luces.

A las 5:50 los jeeps se ponen en marcha y bajan a las laderas de los dos primeros volcanes. Chicos montados a caballo se ofrecen a llevarte por un módico precio a las faldas del Bromo, pero es un sencillo paseo después del frío que pasamos en el mirador (ponéos tantas capas como podáis, incluso gorro y guantes si disponéis de ellos, hace mucho frío quieto esperando el alba).

Unas escaleras nos llevan al vértice del cráter. El rugir del Gunung Bromo nos saluda. El mirador se queda pequeño por lo que la gente empieza a recorrer la cresta (es sencilla y no debe durar más de 20 minutos recorrer todo el cráter). El taxi nos dio hasta las 8:30 a.m. para visitarlo, más que suficiente. Una vez finalizado el tour de vuelta a Cemoro Lawang los minibuses ya esperan para bajar a la gente a Probolinggo y de regreso a la estación de tren salimos con el de las 11:00 a.m. hacia Banyuwangi por 120 000 IDR.(7€)

Vistas al volcan Tengger desde el Bromo

Llevamos dos días de adelanto según lo programado, así que antes de pisar Bali queremos ver el Gunung Ijen. Lo de hoy ha sido una visita express, pero es que… ¡En este mundo hay tanto por ver!

Un comentario en “Cemoro Lawang – Gunung Bromo

  1. Pingback: Yogyakarta | Camino a Ítaca

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s