Noosa

Llegamos a Noosa en su día grande, en el medio Ironman. Nos costó mucho acceder pese a que ya estaban recogiendo. Tras pedir información en la oficina de turismo fuimos a hacer el recorrido coastal track de ida y el tanglewood track de vuelta dentro del Noosa National Park. En total 8 km de recorrido. El camino de ida va bordeando la costa y pasa por diferentes puntos de interés:

1. Dolphin point, donde los delfines se acercan a la costa y pudimos ver varios.

2. Tea tree bay, un bosque de eucalipto donde se pueden ver Koalas, aunque no pudimos ver ninguno.

3. Hell gate, un mirador desde el que se puede divisar la bonita playa de grandes olas llamada Alexandria Bay.

El camino de vuelta se adentra dentro de un bonito bosque de plurisilva, pese a que cuando se va yendo el sol te convierte en carne de cañón para los mosquitos.

Finalmente cocinamos pasta en el area de picnic gracias a la ayuda de unos chicos franceses que nos dejaron su hornillo ya que las barbacoas no tenían potencia para hervir agua.

Tuvimos que recorrer 40 km hacia atrás para poder acampar en un area de servicio gratuita y a la mañana siguiente volvimos a Noosa con la idea de alquilar una canoa y recorrer las Everglades, una zona de pantanos donde parece que estás en la selva segun lo que habíamos visto en las fotos.

Al llegar a Boreen point pudimos ver que no era tan bonito como lo pintaban (Como engañan las fotos), el agua del lago estaba marrón y el alquiler era de un precio excesivo, más de 60 euros por día. Así que, aprovechamos para caminar que es bonito, sano y gratis. Fuimos a ver la playa principal donde uno puede darse cuenta de un vistazo de que está en un pueblo de gran poder adquisitivo y que incluso los australianos tambien la cagan construyendo complejos en primera línea de mar, aunque mucho menos que nosotros.

La playa recuerda un poco a las típicas de las películas americanas, con su roulote vendiendo perritos calientes y helados, sus vigilantes de la playa con sus tablas de surf de rescate, etc. Seguidamente fuimos hacia The Spit, o espigón en castellano, donde uno puede ver la confluencia del mar con el rio. Más tarde fuimos a hacer barbacoa en un parque en la zona de Noosa River.

Ya solo nos quedaba emprender camino hacia el norte donde 700 km mas allá nos esperarían las Whitesundays.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s