Blue Mountains

Llagamos a las Blue mountains desde Sydney. El parque nacional está a algo más de 100km. Su cercanía hace que sea visitada tanto por locales como por turistas que viajan a Sydney.

Espectacular mirador

Este parque dispone de diversos pueblos: Katoomba, Leura, Blackhead entre otros. Hay dos secciones principales para hacer rutas, la que está anexa al pueblo de Blackhead y la que está al sur de Katoomba. Llegamos de noche y aparcamos en un área de servicio a la entrada del parque. Para variar llovía y así continuó toda la noche y la mañana del día siguiente. Dándonos un respiro salimos a hacer una ruta circular de 3km.

Lugares maravillosos en el Blue Montains national Park

Por la tarde por fin despejó y aprovechamos para hacer la ruta al mirador más bonito del parque: el pulpit rock. Se trata de una ruta que va bordeando el acantilado de un cañón y que finaliza en un mirador que lleva hacia una gran roca. Las vistas son impresionantes ya que además hay unas escaleras que te llevan diez metros hacia el vacío. Lo más sorprendente es que este acceso data de más de 150 años.

Al día siguiente continuamos durante la mañana por el mismo sector, en este caso haciendo la espectacular ruta del gran canyon loop. Esta ruta se adentra en la garganta estrecha de un cañón poblado de magnifica plurisilva y pequeños torrentes que lo atraviesan. Nos quedamos completamente sorprendidos ante tan espectacular paisaje. Uno de los mejores de nuestro viaje.

Sublime point lookout

A la tarde nos fuimos al sector de Katoomba y vimos el Echo point y varios miradores previos con vistas a las Three Sisters y el Honey Moon Bridge en un pequeño recorrido circular. Este sector es mucho más turístico y no nos pareció tan espectacular debido a la masificación y a un recorrido demasiado urbanita.

Canyon loop

Para acabar el día disfrutamos de unas bonitas vistas desde otro mirador más solitario, el sublime point lookout. Nos gustó mucho ya que ves las sombras de las nubes reflejadas en el valle, así como el color “azul” que da nombre al parque.

Al día siguiente fuimos a Wentworth falls para realizar el National Pass. Gracias a nuestra magnífica suerte éste se encontraba cerrado por desprendimientos. El National Pass se construyó hace 100 años en una competición entre los pueblos por tener el recorrido más espectacular para así llamar al turismo. El camino es una combinación entre la ruta de cares y el caminito del rey, se pasea en medio de un gran acantilado entre cascadas.

Por un momento viajas al Jurásico

Una vez asimilado el chasco decidimos hacer una pequeña parte del mismo bajando hasta la catarata que sí se podía y luego realizar la ruta Undercliff que va por arriba del National Pass. Pese a no ser tan espectacular como este, nos gustó bastante e hizo que no nos fuéramos con tan mal sabor de boca. A la tarde partimos hacia otro parque. Kosciuszko nos esperaba con la montaña más alta del país.

Pulpit rock

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s