Monte Cook

Tras una visita fugaz por Queenstown donde paseamos y compramos provisiones para los proximos días de excursión, llegamos al lago Pukaki donde pasamos la noche con vistas al Mt Cook National Park, en un parking gratuito lleno de caravanas.

Vistas al Monte Cook desde el Kea Point Track

Queenstown es la sede perfecta para contratar tours y actividades de aventura por la zona. Por lo demás, nada que destacar, un pueblo rodeado por un lago como tantos otros en Nueva Zelanda. Nosotros lo estábamos haciendo todo por libre, por lo que contratar Tours no era nuestro objetivo. Sí que dudamos en si hacer el famoso puenting o no, pero al ver los precios las dudas se disiparon. Mas de 300NZD por un salto de breves segundos nos pareció demasiado, así que queda pendiente experimentar la sensación en otra ocasión. Quizás en la isla norte…en Taupo, aunque no creemos que los precios varíen demasiado.

Vistas del final del Hooker Valley Track

Al día siguiente nos esperaban muchos kilometros de caminatas. Al llegar al punto de información nos dijeron que el pronóstico del tiempo para hoy era estupendo y que al día siguiente no pararía de llover, así que concentramos los dos días de excursiones en uno. Al final hicimos tres excursiones, dos de distancia media 3-4 h y otra de 1h enmedio.

facil dendero del Sealy Tarns Track

La primera fue la Sealy Tarns Track. Casi 2000 escalones para calentar las piernas. Fue exigente pero las vistas desde la cima valían la pena. Arriba además hay un merendero en el que poder merendar cómodamente y si el tiempo os acompaña como a nosotros será una experiencia maravillosa (merendar, no los escalones). La vista del Monte Cook era fabulosa, ya que durante el día las nubes se fueron disipando y lo pudimos ver completamente. Despues de bajar los escalones y en vez de regresar al punto de partida, giramos al otro extremo donde finaliza en un bonito mirador al lago glaciar inferior (hay dos), el Kea Point Track.

Vistas al Monte Cook desde el Kea Point Track

Después del Sealy Tarns Track no sabíamos si tendríamos más ganas de hacer otra ruta igual de larga. Fuimos antes a la del lago glacial Tasman, una ruta corta de 1h antes de comer. El glacial tasman termina en un lago desde el que se ve como los témpanos de hielo caen y se acercan a la orilla. Hacen rutas guiadas en kayak por el lago, y la verdad que debe ser una bonita experiencia a no ser que te pase como con el Titanic.

Uno de los puentes del Hooker Valley Track

Tras reponer fuerzas nos animamos a hacer la ultima ruta. Fue la archifamosa Hooker Valley Track, también conocida como camino al paraíso, que discurre por un camino llano, atravesando tres puentes colgantes hasta el mirador donde se ve el Monte Cook de más cerca. Sus aristas y cimas son afiladas como cuchillos y a alguién como a nosotros, a quien nos apasiona el montañismo, nos pareció de una belleza considerable. Otra cima que veremos y no podremos ascender. Al final el día nos cundió bastante y acabamos muy contentos porque la climatología nos diera un respiro después del Mildford. Habíamos ganado un día también, así que vimos que en Wanaka se podían hacer mas actividades y allí nos dirigimos.

Monte Cook

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s