Wanaka

Llegamos desde el Monte Cook como un lugar de paso y nos gustó más de la cuenta. Eso sí, tuvimos que sufrirla.

Caminos por el Aspiring National Park

Habiamos visto que el pueblo disponía de una excursión a una cima con bonitas vistas, el Roys Peak, que habíamos descubierto en un folleto en el Monte Cook y un glacial en el Parque Nacional Mount Aspiring. Fuimos al edificio de información turística y nos dijeron que mejor hacer el ascenso a la tarde y a la mañana siguiente ir al glacial. Pero a la mañana hacia bueno así que decidimos subir a la cima.

Glaciar Monte Aspiring

El día pintaba bien. El ascenso son más de 1100m de desnivel positivo por un camino de tierra. Duras rampas al principio y poco a poco ibas ganando altura y viendo el paisaje del pueblo y el lago. Poco a poco empezaba a nublarse… La cosa no pintaba bien y a los 800m ya de ascenso se largo a llover. Nos pusimos los gores pero ya todo se había tapado asi que… patas para que os queremos.

Aspiring valey

Después del remojón comimos y fuimos a dar un paseo por el pueblo. Esto ya empieza a parecerse a Australia, nos llueve día sí día también. Tras curiosear algunos souvenirs vemos que sobre las 17h la cosa empieza a despejarse. Dudamos de si volver a subir o no, las rampas eran duras pero consigo convencer a Irene.

Así que ahí estábamos otra vez, subiendo como penitentes y viendo como poco a poco se vuelve todo a tapar… y comienza a llover… Otra vez a 800 metros. Nos entran las dudas, subimos, bajamos, sí, no. La lluvia era más fina y en lo que dudamos si subir o no, se va despejando así que continuamos la ascensión, pero ahora lo que nos preocupa es que se nos haga de noche.

Roys Peak

Al final logramos llegar al mirador a 1300m sobre las 19:00 y las vistas son espectaculares. ¡De lo mejor de Nueva Zelanda!

Al día siguiente el tiempo cambió, no había ni una sola nube así que nos dirigimos a realizar el Rob Roy Glacier Track con unas vistas estupendas al glaciar y al Mount Aspiring. La caminata de unas 4h ida y vuelta vale mucho la pena. Estás muy cerca del glacial y la subida no es exhaustiva como el día anterior.

Luego tocó conducir hasta el inicio de la West Coast parando entre medias en una caminata de 30 minutos ida y vuelta para estirar las piernas y ver las Blue Pools. No es gran cosa pero está bien ver su azul turquesa para hacer una parada. Eso sí, prepárense porque las sandflies vuelven a aparecer. No se olviden del repelente, mástarde intentamos hacer una caminata por una playa entre las dunas y fue imposible, eran demoledores esos malditos insectos.

De vuelta del monte Aspriring

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s