West Coast

Día 1 Salimos de Wanaka con muy buen sabor de boca. Nos esperaba la costa más salvaje de Nueva Zelanda con su animal más temido, las Sandflies.

La primera visita fue uno de los platos fuertes, la visita al glacial Fox. Sinceramente, no sabemos si porque un día antes habiamos visto el Rob Roy o por lo degradado que está, no nos parecio tan fabuloso. El glacial Fox se retrasa a una velocidad alarmante. Hace doscientos años se mezclaba con el rainforest casi llegando al mar, hoy esta bastantes kilometros atrás.

Tras la visita al Fox hicimos una corta caminata de 90 minutos al lago Mathenson en donde en teoría se refleja el Monte Cook y el Monte Tasman. Nosotros no vimos nada ya que solo se ve en los días claros, sin viento y por la mañana. (Vamos una utopía en el sur de Nueva Zelanda).

Glaciar Fox

Después de comer fuimos a visitar el otro Glaciar. El Franz Josef está en mucho mejor estado que su pobre compañero. También ha menguado bastante y posiblemente, la retirada de los glaciales es la evidencia más notable del calentamiento global.

De camino al Franz Josef

Por último fuimos a Okarito para realizar un pequeño track por un rainforest que finaliza con unas vistas panorámicas a dos lagos y al océano. En teoría también de los glaciares y los alpes, pero nuestro día estaba adornado de nubes así que esto último no lo vimos.

Glacial Franz Josef

Llegamos de noche a Hokitika, donde nos íbamos a quedar en un camping que nos costaba 5NZD por persona. En Nueva Zelanda estábamos pagando más por acampar que en Australia así que buscábamos precios económicos. Antes paramos en su biblioteca para comprobar que la chica del alquiler de caravanas nos hubiese confirmado por email que teniamos los billetes de ferry a Wellinton para dia 21, así como para contactar un poco con amigos y familia. La verdad es que en oceanía estamos muy desconectados del teléfono, lo cual os aseguro, puede llegar a ser muy placentero.

Día 2 El día amaneció muy soleado y continuó maravilloso con 25 grados, incluso pasamos un poco de calor. En Oceanía creemos que tienen un problema con la capa de ozono y el sol cuando pega de lleno lo hace con ganas y con mucha radiación.

Hokitika

En Hokitita, por la mañana pronto, cogimos aprovechando una vez más el wifi de la biblioteca, los vuelos internos para Filipinas, ¡Yuhuu!, y paseamos un poco por su playa y souvenirs. Simplemente apuntar que es un pueblo muy agradable, con una decoración navideña un tanto estridente, un mural en su playa con su nombre un tanto rural y numerosas tiendas de piedras preciosas, en concreto jade.

Pasado Greymouth y tras comprar provisiones en el super, hicimos una caminata a una catarata, no muy conocida por los turistas pero bastante bonita. Una hora de paseo por el bosque y al final una catarata bajita pero anchota bastante fotogénica.

Playas deserticas en la West Coast

El calor apretaba al mediodía y no encontramos ningún picnic para comer a la sombra, así que toco cocinar en el parking de Punakaiki antes de ver su bonito Dolomite Point con sus blackholes. La verdad es que las vistas de la costa oeste desde Greymouth hasta Wesport son fantasticas y aún nos lo parecieron más debido al buen tiempo. La atracción turística de Dolomite Point son unas formaciones rocosas que se han ido formando debido a la erosión durante miles y miles de años, todo ello rodeado de un paisaje un tanto tropical con palmeras y carrizo.

Dolomite Point

La última visita del día la dedicaríamos a realizar la caminata de 7km por la costa del cabo Cape Foulwind. Al final, en Tuaranga Bay hay una macro colonia de lobos marinos, avistamos mínimo 30. Diciembre es la epoca en la que nacen las crías y con los binoculares pudimos ver a varias con su mama, ¡Encantadoras! Dejamos atrás un atardecer color mandarina, mientras conducíamos durante 3h dirección norte hacia Abel Tasman NP.

Dolomite Point

Os recomendamos no subestimar ni las gasolineras, ni las carreteras de Nueva Zelanda, ni tampoco sus distancias. Tuvimos que parar en un área de servicio donde en teoría no se podía acampar a dormir porque se nos había encendido la reserva y la gasolinera donde queríamos repostar no tenía ninguno de sus surtidores operativos, aunque era 24h. Dormimos solo 6horas ya que no queríamos que al amanecer, cuando ya no estuvieramos resguardados ni por los árboles ni por la luz, ningun ranger nos multase. Anécdotas a parte, los proximos días habíamos reservado para hacer nuestro segundo Great Walk, el Abel Tasman NP.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s