Manila

Llegamos a Manila después de casi un día y tres vuelos desde Auckland. Nos habían pintado la capital de Filipinas muy mal y descubrimos que nada de ello es cierto. Posiblemente mucho más limpia que cualquier otra capital del sudeste asiático (salvando Singapur).

Entrada a intramuros con el famoso Jeempey

La gente aquí no corre detrás del viajero intentando llevarle a algún lugar o a que le compres algo. Salimos del Aeropuerto en busca de los taxis amarillos pues los blancos son enormemente caros. Si se pregunta a la gente se llega sin problemas a la parada y por 200PHP (Menos de 4€) se recorren unos 40 minutos en taxi. Nos alojamos en Wandelers hostel por 700 PHP (Unos 11€) en habitación privada con baño compartido. Dejamos las maletas y fuimos a visitar el Parque de Rizal e Intramuros siguiendo su paseo marítimo desde el hostel.

Monumento a Jose Rizal

El Parque de Rizal es un pulmón verde al lado de Intramuros donde hay numerosas esculturas conmemorativas a Jose Rizal, quienes mataron los españoles por sus ideas independentistas, aunque en realidad era una persona moderada. Esto hizo que se convirtiera en mártir para la gente que buscaba la independencia. Dos soldados custodian su escultura a pleno sol firmemente. El parque tiene también un jardín chino y otro japonés un poco dejados, la gente practica yoga o se relaja en la sombra de los árboles.

Catedral de Manila

El calor es bastante húmedo y eso que en teoría estamos en los meses más frescos. Intramuros es la antigua muralla fortificada española que aún se conserva estupendamente. Dentro, los edificios con nombre español y las casas coloniales hacen que uno piense que esté en américa latina y no en el sudeste asiático. Destacar la catedral, la iglesia de san agustín y el fuerte de santiago con su museo, como no, a Jose Rizal, con sus últimas cartas en castellano a sus familiares. Muy emotivo.

Entrada al fuerte de Santiago

Tras la visita a Intramuros nos dirigimos a la terminal de autobuses del norte, ya que teníamos un bus nocturno hacia Banaue y de ahí a Batad y a sus arrozales. Manila no era tan fea como nos la pintaron y creemos que está bien perder medio día en visitar su centro.

Interior de Intramuros

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s