Volcan Taal

Llegamos a las 6 am a Manila después de otro horrible trayecto en bus desde Banaue. Acto seguido pillamos un taxi que nos llevó a la estación donde se cogen los autobuses que van al sur. Por 70PHP en dos horas te encuentras en Tagaytay. Estos autobuses suelen salir cada hora por lo que no hay el problema de Banaue en los que has de reservar antes.

Dentro del segundo cráter

Tagaytay está en lo alto del primer cráter que alberga el lago mayor y la primera isla con el volcán Taal. Para que nos hagamos una idea de lo que es la zona, es un cráter principal de un viejo volcán que alberga un lago con una isla donde está el volcan Taal. en cuyo cráter hay otro lago con otra isla menor.

El volcan Taal es bastante turístico para la población china. Los chinos son bastante vagos por lo que todo está preparado para que lleguen al mirador sin tener que dar un paso, a golpe de billete claro está. En Tagaytay contratamos Irene, Dino y yo, un triciclo que por 200 PHP que nos bajó la ladera hasta la orilla del lago donde está el pueblo de Talisay. Directamente nos deja en un hostel el cual debe tener convenio para contratar la barca que nos lleve a la isla. Ahí conocemos a Ocean, una francesa que buscaba un grupo para compartir gastos de la barca.

De camino al volcan Tal desde el cráter mayor

Nos comentan que la embarcación cuesta 2000PHP a lo que rebajamos a 1500. También nos dicen que había que contratar un guía y pagar la entrada a la isla.

Esto ya nos empieza a mosquear pues nos empezó a sonar al Bromo en Indonesia y Galápagos en Ecuador, donde poco a poco todo es soltar billetes y desplumarte. Comentamos no queremos guía que si fuese verdad ya lo contrataríamos en la isla y que la entrada la pagaríamos allí.

La embarcación es una canoa con balancines, bangka, la cual nos mojó por todos lados ya que el fuerte viento había hecho que hubiese oleaje. Una vez en la isla tuvimos que pagar la entrada de 100 PHP y nos obligaban a contratar un guía. Habíamos leído que la ruta era sencillísima de apenas 40 minutos por lo que nos negábamos a pagar un guía. Le comentamos que Alberto lo era (y así es) pero decían que tenía que ser uno de allí. Así que Alberto se cansó, y exigió que el guía debía disponer de seguro, ya que si eramos su responsabilidad y algo nos pasaba alguien debía de pagar.

Obviamente ahí nadie tiene seguro, se miraron incrédulas y nos dejaron acceder a regañadientes. Los supuestos guías van en sandalias y te ofrecen subir por más dinero en caballo. Como no, los vagos chinos lo contratan todo y los guías ya ni se preocupan por caminar, ya que se suben con ellos en los caballos.

Bangka de camino a tierra firme

El camino es un paseo de 40 minutos por un camino en el que no dejan de subir y bajar los pobres caballos con los chinos e incluso a veces el guía encima. No se dejen estafar, no contraten guías en este lugar, exijan como nosotros seguros o contratos que ellos no podrán tener y les dejaran pasar. Es solo una forma más de sacar dinero.

Las vistas del volcán son muy bonitas si no fuese por las ordas de chinos que lo llenan todo. Incluso en la cima, si quieres una foto en un mirador, has de volver a pagar. Eran solo 50PHP, no llegaba a un euro, pero no era por el dinero, sino por el engaño de sacar más y más dinero.

Una vez abajo no hay mucho mas que hacer, así que decidimos volver a Talisay para buscar un hostel. Son bastante caros, rondando los 1500 o 2000 PHP. Al final conseguimos una habitación por 700 PHP para los tres (Nosotros dos y Dino, el italiano que conocimos en Banaue). Aunque era bastante rústica para una noche nos servía. La vuelta a Talisay fue toda una odisea. El agua se había picado más y las olas nos pasaban por encima literalmente. Justo cuando llegamos a tierra no dejaron cruzar a más barcos pues un barco se había hundido por el temporal dejando a sus pasajeros flotando en medio del lago.

Fantastico jeempey

En realidad, ir a visitar el volcan Taal se puede hacer en una salida de un día desde Manila. Pero nosotros al día siguiente queríamos ver el pueblo de arriba y por eso nos quedamos. Aunque arriba no hay nada más que hoteles aún mas caros y centros comerciales en donde los chinos se dejen sus pesos. Así que regresamos pronto a Manila en donde fuimos a ver atardecer al paseo marítimo e ir a dormir pronto, pues al día siguiente cogíamos un avión a las 7 am hacia Dumaguete en Negros.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s