Cameron Highlands

Tras un ferry desde Koh Lipe, un bus nocturno hasta Kuala Lumpur atravesando la frontera, donde Irene pudo recoger su pasaporte y tras varias horas en inmigración para que le sellasen la entrada en el nuevo pasaporte donde ojo, a la una del mediodía TODOS los funcionarios lo dejan todo y se van a comer mientras tu esperas como un pasmarote una hora hasta que regresen, por fin pudimos poner rumbo a las Cameron Highlands tras un bus de 4 horas por 38MYR.

Aparte del té, las Cameron son famosas por sus fresas

Nuestra primera idea era haber ido a las Islas Peretians pero no sabíamos si ya habían abierto tras el Monzón y después de Tailandia estábamos un poco cansados de tanta playa. Así que decidimos ir a este lugar más fresco.

Haciendo el mono en un Trekin

Nos alojamos en Kang Travelers Guesthouse por 40MYR los tres con baño compartido. Aquí el calor no es tan sofocante incluso a la noche refresca bastante. En la calle principal hay un par de hindúes muy agradables y buena comida. También hay unas casas de te con unos tartas buenísimas y muy bien de precio. Tras el paseo se hizo tarde así que nos fuimos a dormir temprano.

Camino al Jungle Walk

Al día siguiente fuimos a visitar una plantación de te. Concretamente el Sungai Palas Boh Tea en donde aparte de los campos de te vimos su Museo y elaboración artesanal. Es curioso como de la misma planta sacan las diferentes variedades de te. Aprovechamos el lugar para comprar unas bolsas de te de recuerdo.

Para ir fuimos en un bus local por 2MYR y volvimos caminando para ver las plantaciones de fresas y captus. Justo al llegar a hotel, se puso a llover torrecialmente. Tuvimos suerte.

Colinas de té

El último día decidimos hacer una excursión por los múltiples caminos que la rodean. No hay que subestimarlas pues el terreno es empinado. Nosotros queríamos hacer una combinación de ellos y al final volvimos por donde vinimos debido al accidentado terreno y lo despacio que avanzabamos. Teníamos que pillar el bus del medio día a Kuala lumpur y no era plan de perderlo.

Después de descansar un el hostel pusimos rumbo a la capital de Malasia.

Colinas de Té

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s