Hsipaw

Llegamos en bus tras 6 horas desde Mandalay por una carretera tortuosa. El clima allí era bastante más frío y tras dejar las maletas en Yee Shin Guest House por 9000 kyats los tres. Nos sorprendió no encontrar ningún restaurante abierto a las 8 de la noche, así que no nos quedó mas remedio que cenar de galletas.

Arbol clavado en la Estupa

El hostel era bastante ruidoso debido a que daba a una calle principal. Por la mañana decidimos hacer un trekking a una catarata a dos horas del pueblo llamada Nam Tuk. A pesar de la temporada seca en la que estábamos y los arrozales sin agua pudimos ver parte de la vida en el campo.

Al final la catarata era un débil riachuelo debido a la falta de lluvias. No muy impresionante, pero al menos nos sirvió para estirar las piernas. Al día siguiente fuimos a recorrer las padogas del norte también llamadas Mini Bagan y el Buda de Bambú. Un monasterio hecho todo de madera.

Es un complejo que necesita urgentemente una restauración ya que las padogas empiezan a desmoronarse debido a las plantas que crecen en ellos.

A la tarde recorrimos un poco el pueblo y el día siguiente pusimos rumbo al lago Inle en minivan a un precio bastante caro para se Myanmar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s