Rishikesh

Llegamos a esta ciudad cuna del yoga y bañada por el Ganges muy cansados, tras tres noches durmiendo en transportes. Si bien no es tan tranquila como la pintan, hay una diferencia considerable respecto al resto del país. Total que nos quedamos tres días y dos noches. Pudimos recargar pilas ya que llovió en un par de ocasiones y bajaron las temperaturas, no más de 28 grados eso si. La comida también nos resultó más rica, la ciudad menos agobiante con el turista y algo menos sucia. Eso sí, del ruido en las calles, las vacas y el caos circulatorio no nos libramos. ¡Seguíamos en India!

dscf0893

Preparados para el rafting

Nos alojamos en Sonja Guesthouse en la zona de Lakshman Jhula por 700rp la noche. El alojamiento bastante recomendado, incluso pude hacer clases de yoga a cambio de una pequeña donación. El primer día paseamos por el Ganges cruzando los puentes colgantes y fuimos al ahsram de los Beatles. No merece la pena a no ser que seáis muy fans, abandonado y caro 600rp.

Comimos en un restaurante coreano tipo chill out (sí en India, suena raro) con bonitas vistas al río y nos quedamos allí relajandonos hasta que la lluvia hizo acto de presencia una hora antes del atardecer.

dscf0951

Cascadas de Panta

El segundo día decidimos ir a practicar rafting, por 500 rupias cada uno te enviaban en un 4×4 con la barca encima y en una hora ya estás remando por los rápidos. Es un rafting bastante light pero divertido. También te da la oportunidad de bañarte en el Ganges sin miedo a perder un brazo por la contaminación. Aquí arriba el río aún se ve turquesa. Eso sí, la lluvia hizo acto de presencia al final y pasamos algo de frío.

Después de una merecida ducha fuimos a comer. La verdad que aquí los restaurantes tienen bastante buena pinta, aunque no recomendamos sus panaderías, esos croasanes saben a todo menos a croasan. Como el día no era muy apacible pasamos la tarde en el hostel intentando secar la ropa un día lluvioso…

dscf0956

Ceremonia Aarti

Irene aprovecho para hacer una clase de yoga que repitió al día siguiente a la mañana. Tras la clase realizamos una excursión a las cascadas de Panta. A una hora del hotel por la carretera se accede a estos dos saltos de agua. No son gran cosa pero te permiten un chapuzón con el calor que hacía.

A la tarde fuimos a ver la ceremonia Aarti.

A las 22:00 Salimos en un bus cama a Delhi por 800 rupias cada uno. ¡El infierno nos volvía a esperar!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s