Varanasi

Tras 12h de tren desde Khajuraho llegamos a Varanasi, ciudad sagrada y espiritual donde queman los cuerpos de sus difuntos en un río Ganges, que ya poco tiene que ver con el azul río que vimos en Rishikesh.

dscf1528

Ghats al Ganges

Un tuk tuk nos dejó lo más cerca que pudo de la Guest House por 500 rupias. Aún así tuvimos que callejear un trecho. El centro de Varanasi es un laberinto de calles estrechisimas con avivados comercios.

Nos alojamos en el Family Guest House por 500 rupias. Y la verdad que al principio muy bien, el chico nos llevó a un restaurante después bueno y barato, nos dijo que lo llevaba su hermano pero que no teníamos porque comer allí si no nos gustaba. Pero había un cartel de unos españoles que aseguraban ahí se hacia la mejor tortilla de patatas de la India, así que razones para quedarse no faltaban.

dscf1546

Ruta por el Ganges

Posiblemente era la mejor tortilla de patatas de la India, pero ni por asomo la mejor de España. Aunque después de 20 días a base de curry nos supo a gloria.

Le comentamos al chico de la guest que a las 5 am nos íbamos del hotel, ya que nuestro bus salía a las 6. Pero que no sabíamos como salir de ese laberinto de calles para encontrar un tuc tuc y el chico nos comentó el llamaría uno.

dscf1555

Ghats

Con todo todo arreglado nos fuimos a ver los Ghats y dimos un paseo en barca al atardecer, para ver la cremación de los muertos. Desde la distancia del agua le da un aire más místico, que no la de estar justo enfrente, oliendo a carne quemada y con el morbo de ver a pocos metros como se quema el cadáver.

Incluso da más intimidad a los familiares que están de luto. No creemos a nadie le guste estés velando la muerte de un familiar y aparezcan una manada de extranjeros a ver como se hace sorprendidos o haciendo fotos. Por esa razón preferimos verlo desde la distancia, lo cual, no deja de ser sorprendente, ver las hogueras en el borde del río.

dscf1632

Atardecer en el Ganges

Tras ello fuimos a cenar y a dormir. Al llegar al hostel nos encontramos con la primera sorpresa. El dueño nos dijo el no iba a llamar a ningún tuk tuk. Que nos buscaremos la vida, habría alguno en la calle principal. El problema era que en ese laberinto de calles estrechas, no sabíamos como llegar hasta la principal.

Alberto salió a callejear y tras memorizar como salir, al final encontró un tuk tuk que tras acordar el precio, le dijo estaría ahí para llevarnos a la estación. Una vez los deberes hechos, nos fuimos a la cama.

Nos levantamos a las 4:30 am. Recogimos las cosas y cuando íbamos a salir de la Guest House nos la encontramos cerrada. ¡Y eso que habíamos avisado! Subimos a recepción y no había nadie, así que empezamos a gritar a ver si alguien nos oía. De una habitación salió un chico y al contarle que nos íbamos nos dijo a el nadie le había ínformado de nada y nos abrió. Mal empezamos….

dscf1562

Observando desde la distancia las cremaciones

Las callejuelas de noche parecían sacadas de una película de terror con personajes de lo más siniestros… Llegamos donde nos debía esperar el tuc tuc y… obviamente no estaba… ¡Nunca confíes en la palabra de un Indio! Salimos a la calle principal y paramos otro que nos llevó a la estación de autobuses.

Pensábamos aquí había acabado nuestra odisea pero no fue así… El bus que debíamos pillar hasta la frontera nunca existio… perdimos el dinero de los billetes, porque se los reembolsaron a la empresa donde los habíamos comprado en Khajuraho, que era quienes los había expedido y tras dos horas en la estación, compramos unos billetes hasta Gorakpur con la esperanza de ahí poder ir a la frontera.

Tardamos todo el día en llegar a la frontera con parada en Gorakhpur para cambiar de bus. Al llegar al pueblo de Sanauli los tuk tuk intentarán timaros para llevaros a la frontera. No les hagaís caso, está a escasos 200 metros de la parada.

Lo que antes deberéis hacer, es sellar la salida y la oficina de inmigración, está 50 metros detrás de la parada. Nosotros tuvimos que deshacer el camino, ya no les creíamos cuando nos decían estaba atrás. Después de casi un mes de constantes mentiras y timos, por una vez decían la verdad…

Sellamos y cruzamos la frontera, nuestra ruta por India había finalizado, ¡Nepal nos esperaba!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s