Islas Galápagos

Las Islas Galápagos tienen dos caras. La primera, ese rincón en el mundo de naturaleza y vida salvaje de los que quedan pocos en el mundo. El lugar es simplemente excepcional e increíble. Con animales que pasan a tu lado sin huir, porque saben que en ese pedazo de tierra ellos sin los primeros.

dscf7574

Tortugas gigantes. Puerto Ayora.

La otra cara es la de los precios abusivos y tasas que has de pagar para acceder al lugar. No solo tendrás que  pagar el billete de avión y los 100$ de entrada al parque (que por cierto, has de llevar en efectivo, no tienen cobro por tarjeta). En el aeropuerto, ademas tendrás que pagar otra tasa de 20$. El aeropuerto aterriza en una isla desierta y para llegar al poblado deberás pagar ademas dos autobuses y un ferry que te saldrá por otros 6$. Lo fuerte es que para volver al aeropuerto no hay autobuses y has de pillarte un taxi incrementando aún más el precio. Para colmo, las barcas que van entre islas no atracan en el muelle (60$ ida y vuelta), sino que hay de pagar una barcataxi (1,5$ cada trayecto) para que te lleve y otra para que te deje en tierra. Y si eso no fuese poco, en cada puerto has de pagar una tasa portuaria (5$). Vamos que te cansas de pagar y pagar por tasas y más tasas.

Para ello antes de viajar has de hacer balance de tu economía. Nosotros decidimos hacer el esfuerzo, aunque cada vez que venían a cobrarnos otra tasa o otro gasto no programado se nos cambiaba la cara. Eso si, el lugar es único e increíble.

dscf7691

Tortuga Bay. Puerto Ayora

Llegamos a Puerto Ayora por la mañana y después de regatear precios (Los hostels aquí son caros, pero como era temporada baja, podéis hablar para bajar un poco el precio) nos dirigimos a la estación científica Charles Darwin. Allí tienen bastantes tortugas pero todas en recintos cerrados, no era lo que andábamos buscando, aún así en los edificios hay exposiciones sobre las islas bastante interesantes. En Puerto Ayora ya puedes ver aquí los animales viven de otra manera. La iguanas duermen en las aceras sin inmutarse a nuestros pasos, un pelícano se posa en una barandilla y un lobo marino espera en la lonja su ración de pescado como un perro cuando estas en la cocina.

Al día siguiente a la mañana, contratamos un tour para ir al Rancho primicias, los túneles de lava y los gemelos. Este tour si tienes buenas piernas lo puedes hacer en bicicleta. Pero al precio que ponen al alquiler de bicicletas por hora, te saldrá casi por el mismo precio. El Rancho primicias tiene una reserva de tortugas gigantes. Te das un paseo por la finca y hay cientos de ellas. Esto si que ya vale la pena. Después recorrimos un túnel de lava perfectamente equipado con luz artificial y por ultimo fuimos a los gemelos. Dos craters ya extintos en el centro de la isla.

dscf7732

Las Grietas. Puerto Ayora

A la tarde fuimos a Playa Tortuga. IMPRESIONANTE. Es un arenal blanco con agua turquesa completamente virgen y sin basura en la arena. Un lugar que invita a bañarse pero solo recomendable a surfistas por sus corrientes. Aún así al final de la playa hay otra más pequeña con aguas tranquilas entre medanos.

Para finalizar el día fuimos a las Grietas. Como bien dice el nombre, son unas fisuras en la costa producidas por túneles de lava que han colapsado. El lugar es mágico, con aguas cristalinas en donde puedes bucear entre peces de considerables dimensiones.

dscf7839

Snorkel entre tortugas. Puerto Villamil

A ultima hora cogemos un ferry hasta la vecina isla Isabela. Buscamos un hotel en Puerto Villamil y pillamos un tour para el día siguiente ver tortugas marinas. El tour fue muy bueno, nos bañamos entre lobos marinos, tortugas y pingüinos. Algo realmente increíble y maravilloso. A la tarde alquilamos unas bicicletas para ir al muro de las lágrimas. Un muro sin ton ni son en medio de la garriga hecha por presos. Por el camino hay diversas lagunas que merecen ser visitas y miradores. Eso si, ¡No vallas muy rápido, pues las tortugas cruzan la carretera y tienen preferencia!

Al día siguiente volvemos con el ferry a Puerto Ayora y de ahí a Guayaquil. Las Islas Galapagos son realmente increíbles. Eso si, hay que rascarse el bolsillo.

dscf7860

Irene superando su fobia a los pingüinos en Puerto Villamil

Con esto se acabo nuestro viaje a Ecuador. Un país que posiblemente no llame la atención compitiendo con otros de sudamerica, pero que ¡sencillamente es fascinante!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s