Jaisalmer

Llegamos en tren nocturno desde Jodphur a las 6 de la mañana. Nos íbamos a hospedar en el Mystic Jaisalmer ya que el mismo hotel ofrece el tour en camello para poder dormir en el desierto. La verdad que fue un gran acierto. El dueño es una persona muy amable que nos dejó una habitación para descansar pues el tour no sale hasta las 3 de la tarde, obviamente por el calor es impensable salir antes. El Tour de dos días nos costó 2000 rupias todo incluido cada uno. (Unos 25€)

dscf0507

Vistas de la ciudad desde el fuerte

Descansamos un rato en una de las mejores habitaciones que hemos visto y después salimos a conocer la ciudad y su fuerte. La ciudad apenas tiene 60 000 habitantes, una aldea si la comparamos con sus vecinas ciudades. Es fácil llegar a cualquier parte caminando a pesar del calor abrasador.

El fuerte también es pequeño pero al contrario que los demás, esté tiene tiendas y bazares en su interior que le dan vida, además de que es gratuito. Nos hicimos algunas fotos en los miradores con cañones de la época y callejeamos. La verdad que había fachadas dignas de admiración, muy bien trabajadas.

dscf0680

Fuerte de Jaisalmer

Tras la visita regresamos al hostel para comer ya que ninguno de los restaurantes que habíamos visto nos había parecido suficientemente limpio para atrevernos. El hotel tiene unas bonitas vistas al fuerte y hamburguesas muy bien de precio. Así que ¿qué más podíamos pedir?

A las tres y media pusimos rumbo al desierto pero antes el coche nos hizo una parada en un pueblo fantasma. Según la leyenda una maldición pesa sobre él y a la noche salen fantasmas que auyentaron a la gente. Nosotros por si acaso fuimos antes de que se fuese el sol y de hecho lo están restaurando, pero la gente se va antes de que anochezca. ¿ Dónde está los de cuarto Milenio cuando se le necesitan?

dscf0554

Ruta en camello

Llegamos a un pequeño poblado donde nos esperaban los camellos o dromedarios para ser más exactos. Por delante teníamos una etapa de una hora y media a través del desierto ¿aguantaría nuestras posaderas?

No esperen del desierto de India un sistema dunar enorme como es el Sahara. De hecho quien ha viajado a Marruecos posiblemente quede decepcionado aquí. Esto es más parecido a una estepa seca con alguna que otra pequeña formación de dunas. Eso sí, al menos vimos antílopes.

dscf0612

Desierto de Thar

Llegamos al lugar en el que íbamos a pernoctar y lo primero que nos sorprendió fue… ¡Un coche! El lugar está cerca de una carretera y a lo lejos se puede ver una estación eólica con sus molinos. Vamos, que muy salvaje no es…

Para colmo nos pasó lo casi imposible que puede pasar en un desierto. Mientras los chicos hacían la cena ¡empezó a llover! Pensábamos esto era una broma y corrimos al coche a refugiarnos. Los chicos del Tour muy amablemente nos llevaron a un recinto para poder cenar cubiertos y nos comentaron la lluvia era muy esporádica.

dscf0530

Pueblo fantasma de Thar

Y efectivamente, antes de empezar a cenar dejó de llover. Tuvimos una cena agradable y regresamos a las dunas para dormir. El cielo empezaba a despejarse pero la contaminación lumínica de las aldeas colindantes no hacía que se viesen las estrellas espectacularmente.

Dormimos realmente bien con el ambiente fresco del desierto y el edredón enredado. Al amanecer el cielo estaba despejado, por lo que vimos un bonito amanecer. Desayunamos de te chai y tostadas y nos pusimos en marcha de vuelta.

dscf0596

Anochece en el desierto de Thar

Tras dejar los camellos y regresar al hotel, esté nos dio otra habitación para poder ducharnos y pasar el día. Tras descansar un poco fuimos a comprar los billetes de tren a Delhi para esa tarde. Como íbamos a estar 17h en tren decidimos coger una clase más cómoda, al final en segunda clase con aire acondicionado, y eso más la poca antelación de la reserva, hizo el que el billete nos costase 2400 rupias cada uno.

Después de ducharnos volvimos a comer en el hotel un curry muy sabroso y ¡sin picante! Y pusimos rumbo a la estación. ¡Mañana nos esperaba el infierno de Delhi de nuevo!

Anuncios

Jodhpur

Llegamos a la ciudad a las 4 de la madrugada en un bus cama procedente de Udaipur. Nos gustó la experiencia del bus cama. Respetaba la privacidad, no hacía calor y era confortable. ¿Algún inconveniente? Alberto hacía un poco de tope con los pies y te sentías como en una caja de cerillas en movimiento cada vez que pasabas un bache.

dscf0427

Fuerte de Mehrangarh

Como era muy pronto fuimos a la Guesthouse a dormir unas horas más y de paso poder dejar las maletas. La pensión se llamaba Blue Haveli y era muy humilde y algo cara para lo que nos ofrecía (500rp). Luego nos alegramos de haberla elegido porque nos dejaron hacer el check out a la tarde y pudimos descansar de 8pm a 10pm antes de coger otro tren nocturno en Jaisalmer.

Puedes ver todo lo destacado de la ciudad perfectamente en un día. La mañana la dedicamos a ver la magnífica fortificación de Mehrangarh. Fuimos en un tuc tuc por 100 rupias. Nos costó 600 rupias cada uno la entrada con la audioguía en español, lo cual hizo que valiese mucho la pena. Destacó históricamente por su resistencia que lo hacía inexpugnable a las invasiones.

dscf0436

Templo a las afueras del Fuerte de de Mehrangarh

En la antigua India cada ciudad importante tomaba forma de ciudad estado con su maharana reinando y su fortificación para defenderse del resto de ciudades. La fortificación está muy bien restaurada con museos en su interior. También tiene bonitas vistas de la ciudad azul, barrio de Jodphur con casas azul indigo. En el pasado las casas de ese color pertenecían a una cierta casta pero ahora todo es más aleatorio y se persigue el interés turístico. Tiene un cierto aire a Chaouen en Marruecos, pero mucho menos cuidada.

Antes de comer fuimos a un pequeño palacio muy cercano a la fortificación, el jasavanta thara. La entrada es de 50 rupias y se puede ir andando desde el fuerte. Tiene bonitas vistas del fuerte y su estética exterior es elegante. En su interior tiene fotografías antiguas de los maharanas de la ciudad.

dscf0414

Interior del Fuerte de Mehrangarh

El calor apretaba y cogimos un tuc tuc que se aprovechó un poco de nuestra desesperación y nos cobró 150 rupias por una carrera a un restaurante nada económico para ser India, 700rp los dos. En India priorizamos comer en restaurantes algo más caros, pero higiénicos, estamos escarmentados tras la gastroenteritis de Birmania y además es el país más sucio en el que hemos estado.

A la tarde callejeamos por la zona del mercado y la torre del reloj, por recomendación del dueño del hostel fuimos a descubrir el barrio azul. Nos gustó bastante y si os gusta la fotografía disfrurareis capturando detalles en las puertas, arcadas, etc. Cenamos en la azotea de un restaurante color indigo con vistas inmejorables al barrio y la fortificación. Nuestra pizza vegetariana (como no), no llegó a 3 euros y estuvo bastante buena.

dscf0457

Barrio Azul

A la noche cogimos nuestro primer tren nocturno en clase sleeper sin aire acondicionado a Jaisalmer por 350 rupias cada uno. Una experiencia religiosa. Seis camitas por compartimento, mucha suciedad, calor, mosquitos, miradas incómodas y apenas espacio para dejar las maletas. Aún así, nos adaptamos a todo. Sí, esto también es India y no sólo el postureo en el Taj Mahal.

Udaipur

Tras salir de Pushkar a las 7 am con el primer bus a Ajmed (que en teoria debió salir a las 6 am) subimos en el tren de las 8:30 con dirección a Udaipur. El tren nos costó 500 rupias los dos y duro unas 5 horas y media.

dscf0005

City Palace de Udaipur

Una vez en Udaipur y con un calor abrasador nos instalamos en el Udai Haveli Guest House por 500 rupias la noche. Dejamos las maletas y fuimos a conocer la ciudad. A bote pronto está parece más tranquila que las otras ciudades que hemos visitado de la India.

Paseamos por los alrededores del Lago Pichola desde donde se puede ver una bonita puesta de sol a los Gaths. Visitamos el City Palace, entrada 300 rupias cada uno y incluido unos museos de dentro.

dscf0062

Ornamentación del City Palace

Se hizo tarde así que decidimos cenar en uno de los numerosos restaurantes con terraza. Las vistas nocturnas a lago y los palacios que alberga, hacen que no parezca estés en India. Si a eso le añades que el sonido de los coches no llega y se siente un remanso de paz, hace que te pienses seguir dándole una oportunidad a este caótico país.

Al día siguiente nos levantamos temprano y cogimos un bus a Chittorgarh, en donde curiosamente el bus vale 120 rupias para los hombres y 90 rupias las mujeres. Duró dos horas y media y nuestro objetivo era visitar su fuerte.

dscf0110

Gaths de Udaipur

Si, otro fuerte más, pero este resulta que es enoooorme, en donde has de necesitar un tuk tuk que te lleve durante tres horas a los lugares más importantes. A nosotros nos costó 300 rupias y la entrada al fuerte 400 rupias los dos. Bastante barato si lo comparamos con otros fuertes y todo lo que tiene este.

Tras las tres horas volvimos en bus a Udaipur. Si no se quiere hacer ida y vuelta en bus el tren que realiza el itinerario de Ajmed a Udaipur para en Chittorgarh, por lo que se puede parar aquí, ver el fuerte y luego en bus terminar el recorrido a Udaipur.

dscf0177

Fuerte de Chittorgarh

Nosotros lo hicimos así porque nuestra intención era visitar el templo de Ranakpur y el fuerte de Kumbhalgarh en un Tour, pero como estábamos en temporada baja no había suficientes personas para llenarlo y nos dijeron esperasemos un día.

Al día siguiente tampoco había personas para llenar el Tour, así que teniamos que elegir entre en templo o el fuerte, ya que no había bus que los conectase. Decidimos ir al templo ya que habíamos visto era muy bonito. Pues bien, de vuelta a la estación de autobuses, los billetes fueron similares a Chittorgarh y en tres horas nos plantamos en el templo.

dscf0241

Templo de Ranakpur

La entrada nos costó 200 rupias cada uno y el templo está muy ornamentado pero es pequeño y hay que valorar si vale la pena el trajín de 6 horas ida y vuelta en bus. Para colmo al volver, el bus iba lleno y Alberto se pasó las 3 horas de pie.

Al regresa a Udaipur volvimos a cenar en la azotea y a las 22:00 cogimos las maletas para en un bus cama (más cómodo de lo que nos pensabamos) poner rumbo a Johdpur por 350 rupias cada uno.

dscf0193

Templo en el fuerte de Chittorgarh

Jaipur

Llegamos en tren (está vez en segunda clase) desde Agra por 500 rupias los tres. En realidad costaba 360 pero al realizarlo en el hotel se llevaron una comisión.

dscf9717

Entrada a la Pink City

El tren duró 5 horas y nadie nos pidió el ticket. De hecho llegó a Jaipur lleno asta la bandera, incluso alguna persona con medio cuerpo fuera en donde lo más seguro los únicos que pagamos billete fuimos nosotros.

A la llegada a la estación ya nos esperaban los conocidos tuk tuk. Habíamos visto un hotel por booking, pero no lo habíamos reservado para ver si al ir en persona era más barato. Bueno pues nuestra sorpresa fue que al llegar no nos querían dar habitación. Simplemente no querían extranjeros… Que raros estos indios…

dscf9728

Palacio del viento o Hawa Mahal

Al final el chico de tuk tuk no llevó, tras la visita de varios hoteles, al Bani Park Palace por 1200 rupias por habitacion triple/noche. El hotel tiene restaurante aunque los sabores son bastante fuertes (y obvio, es imposible encontrar algo que no sea picante)

Tras dejar las maletas pillamos otro tuk tuk para ir al centro tambien llamado pink city por 120 rupias. Empezamos visitando el city place por 500 rupias (que fascinación tienen los indios por las entradas a 500). En su interior hay museos de vestimenta antiguos, el Hall donde recibían los maharahas a los invitados (donde no pueden hacerse fotos) y distintos patios.

Tras la visita fuimos al Observatorio astronomico, nos salió gratis y aquí si que recomendamos un guía ya que hay gran cantidad de construcciones y uno no sabe para que sirven.

dscf9747

Fuerte de Ambar

El sol empezaba a darnos tregua y fuimos caminando a ver la fachada del Palacio del viento o Hawa Mahal. Al atadecer las fotos no son tan bonitas, pues el sol se pone por detrás. Justo debajo hay cientos de tiendas donde realizar compras, dimos un paseo y regresamos al hotel.

Al día siguiente contratamos un tuk tuk todo el día por 550 rupias. Empezamos tomando un lassi (un yogurt liquido) típico de la región, en el local más famoso de la ciudad, llamado Lassiwala, por 60 rupias el lassi grande. Estaba tan bueno y el desayuno en el hotel había sido tan escueto que Alberto se pidió dos. Conviene ir pronto ya que cuando acaban existencias cierran.

dscf9784

Entrada al Fuerte de Ambar

Tras tan grato desayuno y después de cambiar dinero, nos dirigimos al Fuerte de Ambar a unos 10km de la ciudad. Es un fuerte maravilloso del que no te cansas de recorrer pasillos esquiandos y escaleras laberíntica, uno no sabe muy bien nunca donde está y a donde irá. Como no, la entrada son 500 rupias. Dentro del fuerte hay un pasillo subterráneo que te lleva al Jaigahr Surge, otro fuerte más arriba en donde tienes incluida la entrada en el ticket del City Palace. Nosotros intentamos subir, pero hacia un sol de justicia a medio dia y teníamos hambre, así que resistimos y regresamos.

De vuelta a Jaipur hicimos una parada en el templo del agua para hacer cuatro fotos desde afuera ya que no se puede acceder y fuimos a comer. A la tarde el tuk tuk nos llevó a una granja de elefantes. Nosotros no queríamos ir pero se ve tenía convenio y se puso tan pesado que fuimos a mirar. Después del discurso de una hora intentando convencernos que los elefantes no sufrian y con precios estratosféricos por montar o pintar al pobre animal, desistimos y nos hicimos cuatro fotos dándoles una propina lo cual no se lo tomaron muy bien.

dscf9611

City Palace

Tras lo de los elefantes, le dijimos queríamos ir a comprar al bazar y acabar ahí, pero nos dijo era festivo y estaba todo cerrado, que el conocía unas tiendas para turistas que estaban abiertas todo los días. Obvio quería llevarnos donde cobrará comisión y dio una vuelta enorme para no pasar por los bazares. Esto no nos sentó muy bien, India es el país de todo el sudeste asiático con diferencia, donde más te miénten e intentan estafarte.

Cansados nos fuimos al hotel y reservamos los billetes de bus para Pushkar y Rosa para Delhi. Tras mes y medio con nosotros finalizaba su viaje.

dscf9864

Fuerte de Ambar y arriba el Jaigahr Surge

Fatherpur Sikri

Tras una hora en una tartana que nos costó 45 rupias por persona desde Agra llegamos a este pueblecito. Aquí queremos visitar su mezquita de Jama y el Palacio de Jodha Bai’s ambos de cultura Mogol.

dscf9535

Palacio de Jodha Bai’s

Una vez nos bajamos el chofer muy amable nos dio 4 consejos para que no nos engañasen, como que no pillasemos guía y que la entrada a la mezquita era gratuito. Un indio bondadoso, no nos lo podíamos creer.

Tras subir por una calle llena de tiendas de comida a cada cual menos apetecible y girar a la derecha por un callejón llegamos a las escaleras que dan a la puerta de la mezquita. La puerta es impresionante y conforme vas subiendo va llegando la gente que te va ofreciendo diversos souvenir.

dscf9506

Palacio de Jodha Bai’s

Nos desplazamos y visitamos la Mezquita de Jama con su gran patio. Has de quitarte los zapatos y si eres turista te los guardarán para luego pedirte una propina. Nosotros les dijimos los dejasen ahí con todos (Los de Alberto con más de 6 meses de viaje ya tienen hasta algún agujerillo, así que no creo nadie los quisiese)

Tras la visita a la Mezquita visitamos el Palacio de Jodha Bai’s de un rojizo espectacular. La entrada nos costó 500 rupias y dimos un paseo con un sol de justicia. Se agradecía los lugares de sombra. Dentro del Palacio hay un pequeño documental que te explica la historia, ya que vivió un marahara con una esposa cristiana, otra musulmana y otra hindú.

dscf9544

Palacio de Jodha Bai’s

Tras el fuerte volvimos a la parada de bus para regresar a Agra. Los buses son continuos hasta las 17:00. Fatherpur Sikri es un buen lugar para perder un día sí te sobra en la zona de Agra.

dscf9568

Palacio de Jodha Bai’s

Agra

Llegamos sobre las 15:00 tras 4 horas de tren desde Delhi, el tren nos costó 40 rupias (0,5 €) en tercera clase y no porque quisiéramos, sino porque la chica del mostrador no nos dio opción, pero la verdad que fue toda una experiencia. A la salida pillamos un tuk tuk que por 100 rupias nos llevó al hotel Tourist Ghest House por 900 rupias los tres por noche. En cuanto nos montamos ya empezó a vendernos Tours. Al final acordamos uno por 500 rupias toda la tarde.

dscf9039

Entrada del Taj Mahal

Tras descansar un poco salimos a nuestra primera visita tras una vista panorámica del Agra Fort, fué el Littel Taj Mahal. Esta bien ver este primero, ya que sí lo haces al revés este no te impresiona. La entrada fueron 200 Rupias.

Tras la visita al Littel Taj Mahal disfrutamos de una puesta de sol con vistas a este y tras entrar la noche, fuimos a unas tiendas de textiles (obvio a las que el conductor tenía comisión). Estábamos cansados, así que desistimos de seguir de tiendas y nos fuimos al hostel.

dscf9382

Entrada Littel Taj Mahal

Al día siguiente fuimos a visitar el plato fuerte, el tuk tuk nos costó por todo el día 450 rupias. El anterior nos costó más por medio día así que nos sentimos un poco estafados, pero… esto es India

El Taj Mahal puedes verlo en el amanecer, es cuando menos gente hay y la luz es bastante buena. La entrada son 1000 rupias por persona, y a nosotros nos pareció mas impresionante por fuera que por dentro.

dscf9117

Taj Mahal desde el otro lado del río

Tras la visita del Taj Mahal fuimos al Agra Fort. Tuvimos que volver a pagar otra entrada de 500 rupias y le dedicamos un par de horas a visitar cada rincón de este rojizo fuerte, con su palacio en el interior.

El calor apretaba de lo lindo (llegamos a estar a 38°C) y queríamos ir a algún bazar, pero el conductor nos volvio a llevar de tiendas… hicimos cuatro compras y regresamos al hotel.

dscf9210

Taj Mahal

Al día siguiente queríamos madrugar para ir a Fatherpur Sikri, así que nos acostamos pronto. Cuando ya estábamos en trance empezamos a escuchar voces de bastantes en español y una nos resulto familiar… Nos bastó un mensaje para coincidencias de la vida, Kevin, un amigo de Mallorca que viajaba con el grupo “juntos mola mas” había reservado en el mismo hotel. ¡Qué pequeños es el mundo!

Al día siguiente nos levantamos a las 7 para hacer un viaje de ida y vuelta a visitar Fatherpur Sikri.

dscf9460

Agra fort

Delhi

DÍA 1

Aterrizamos a la 20:00 en el aeropuerto de Delhi después de 18 días de Myanmar. Volamos con Air Asia haciendo escala en Kuala Lumpur. Habíamos reservado un hostel a 700 metros de la estación de tren para que fuese fácil llegar. Tras cambiar unos poco euros a un cambio malísimo, el aerotren nos dejo en su última parada en la estación de trenes de Delhi. Cargados salimos de la estación y ahí empezamos a toparnos con la dura realidad que es India.

44830816004_c62f6b978c_k

Cola para los indús para visitar el fuerte rojo.

Montañas de basura se agolpaban en las aceras con decenas de ratas tan grandes como gatos dándose un festín, mientras unas personas negras por la suciedad dormían a escasos metros. Cruzamos la carretera atestada de coches, sólo había que caminar y estaríamos a salvo, pero al ir a cruzar una barrera que ponía policía, un hombre uniformado nos dio el alto. No podíamos pasar.

Según este hombre había disturbios y la zona era peligrosa, así que no podíamos pasar a la zona del hotel. Nos recomendó saliéramos de la ciudad ya que era muy peligrosa. Nos dio una dirección diciéndonos era la oficina de turismo y que allí nos ayudarían. Como vimos al hombre uniformado y las barreras de Policía cortando parcialmente la calle nos lo creímos. Era el inicio de un timo y nosotros caímos.

31683441108_3008a62649_k

Fuerte Rojo

En cuanto llegamos a la oficina de turismo en un callejón oscuro la cosa ya nos empezó a oler mal… Nos atendió un hombre apuesto y tras contarnos los disturbios que había nos dijo los hoteles habían cerrado o eran muy caros. Nos saco un libro de loney planet para que llamáramos a algún hostel pero claro, el que marcaba era el y marcaba otro número. Se ponía un compinche suyo que nos decía estaba cerrado y que saliéramos de la ciudad.

Esto nos asusto mucho pero aquí el hombre cometió su segundo error. Tras decirnos que un taxi a Agra nos costaba 300€ empezó a vendernos Tours por Jaipur y demás ciudades por nuestra seguridad, a precios desorbitados. Al sospechar Alberto solicitó llamar a la embajada española ya que sí la ciudad estaba tan mal nos acogerán y ahí se empezó a poner nervioso. Puso como excusa que a ese número el no podía llamar y al decirle que iríamos en taxi dijo estaba cerrada. Demasiadas excusas que ya nos hacían sospechar demasiado así que les dijimos las embajadas estaban abiertas 24h, lo cual no es cierto, pero el no lo sabe, a lo que nos puso como segunda excusa estaba en el lugar del conflicto y era muy peligroso.

dscf0975

Qutub Minar

Pero ahí el hombre ya estaba muy nervioso y al amenazar con irnos a la embajada empezó a echarnos. Las chicas estaban bastante nerviosas y como el taxi estaba compinchado no nos quería llevar al hotel inicial. Así que acabamos en otro pagando el triple. El hotel ya se encargó de poner un cartel donde decía que no había wifi para que no pudiésemos ver el precio real en booking.

En definitiva empezabamos nuestra aventura con mal pie, así que os recomendamos ir con los ojos bien abiertos y leer bastantes blogs antes de ir sobre los timos en India, que son muchísimos.

dscf1024

Qutub Minar

Al día siguiente salimos en dirección a Agra sin ver Delhi. Nuestra idea era haber dejado las maletas grandes en el hostel dos semanas para ir más ligeros como hicimos en Yangon, pero este contratiempo nos hizo tener que cargar las durante todo el viaje. No empezaba bien nuestra ruta por India.

DÍA 2

Llegamos desde Jaisalmer a las 11:30 tras 17h de tren. La noche la pasamos bien en segunda clase con aire acondicionado y excepto que se retraso un poco (esto es India, que se retrase sólo un poco es estar de suerte) y nos dejó en la estación de Old Delhi la cosa no pintaba tan mal como la otra vez.

dscf1113

Tumba Humayun

Pillamos un tuk tuk para ir al hostel que reservamos el primer día y no pudimos ir. Una vez nos dejó el señor, no había ni rastro del hostel por ningún lado, incluso los vendedores de la zona no lo conocían (aunque eso no es nada nuevo) Al final acabamos en otro hotel de la decena que hay por la calle y pudimos dejar las maletas grandes en una consejería hasta volver dentro de cuatro días. La idea era ir a Amritsar y Khajuraho, mucho más ligeros.

Una vez sin maletas, pusimos rumbo al fuerte rojo. Antes acabamos en un Mc Donalds artos ya de tanto curry y chapatis.

dscf1060

Qutub Minar

El fuerte rojo nos costó 500 rupias cada uno y la verdad que nos decepcionó bastante, sobre todo habiendo visto ya otros fuertes como el de Jaipur o Chittorgarh. Mucho mejor cuidados y con más salas.

Tras ellos fuimos a ver la mezquita de Jama Masjid. Hay que pagar 300 rupias por la cámara y al salir te pedirán dinero por guardarte los zapatos, pero nosotros ahí dijimos que nanai. La mezquita es alta y tiene el rojo caracteristico de Delhi, pero aparte de eso no tiene ningún atractivo, ni tan siquiera nos pareció bonita.

Ya un poco cansado dejamos para otro día ir a visitar donde quemaron a Gandhi que era las tres cosas que queríamos ver hoy. Como hacia mucho calor volvimos al Mac Donalds pues es el único lugar donde parece hay aire acondicionado. Ahí intentamos buscar donde era la parada de bus a la que debíamos llegar para coger el bus nocturno a Amritsar. Le preguntamos a unas chicas que había allí, y ah empezó nuestra odisea…

El papel ponía Red Fort metro gate 4. Con las chicas pillamos una mototaxi hasta un metro y tras dar dos vueltas buscando la puerta 4 nos dejaron ahí. Pero esto era muy raro ya que era una calle sin nada y no pensábamos era ahí, así que le preguntamos a un revisor de buses locales que nos dijo eso era en la terminal de autobuses que estaba a 300 metros y no llevó gratis en el bus. Tras conseguir entrar en la terminal que es más difícil que salir del Ikea, en una taquilla nos dicen andén 24. En el andén 24 nos dicen este es un bus público y lo que nosotros habíamos contratado era uno privado, que ahí no era.

dscf0773

Mezquita de Jama Masjid

Ya desesperados vamos a información de la terminal, que tras llamar y discutir entre ellos y los tuk tuks por donde era. Uno de ellos nos acompaña a una agencia de viajes donde afortunadamente era. ¡Y estaba a tan sólo 400 metros del Mc Donald donde empezó todo!

Como teníamos tiempo fuimos al Mc Donals a cenar y al salir ya de noche una rata del tamaño de tu antebrazo salió de por la puerta de entrada. Volvimos a la agencia donde los mosquitos nos comían, así que cuando llegó el bus subimos rápidamente. El bus era una sauna completamente, al abrir las ventanas una orda de mosquitos entraba y matando mosquitos y sudando nos tuvieron una hora hasta que el bus decidió arrancar.

dscf1087

Tumba Humayun

Al final pusimos rumbo a Amritsar por 500 rupias cada uno y unas ganas locas de salir del infierno que es Delhi

DÍA 3

Regresamos desde Rhisikesh en bus nocturno que nos dejó cerca del Red Fort a las 4:30 de la mañana. Si poco nos gustaba esa ciudad, menos a esas horas así que pillamos un tuk tuk y nos fuimos directamente al hotel por 150 rupias.

Habíamos pillado el Sun Village cerca de Main Bazar por 700 rupias la noche. El hotel estaba muy bien, incluso te subían la comida a la habitación.

dscf1046

Ruinas de Qutub Minar

Tras dejar las maletas y descansar un par de horas fuimos primero a comprar los billetes a Orchha y Khajuraho en la estación de new Delhi, en la oficina para turistas, en la primera planta. Ahí puedes incluso pagar con tarjeta sin comisión.

Después de los temas burocráticos cogimos el metro (40 rupias) hacia Qutub Minar. Como la parada de metro estaba a 1 km y hacia calor decidimos pillar un tuk tuk. No hizo falta llamar ninguno, en cuanto nos vieron se abalanzaron sobre nosotros. Incluso nos ofrecían precios irrisorios pero claro, cuando te montabas ya te estaban ofreciendo tiendas donde comprar y al negarnos no te llevaban al destino. Al final fuimos por 50 rupias diciéndole que no se parase en ningún sitio. La gente de Delhi es de lo peor que hemos visto en cuanto a engañar al viajero.

dscf1051

Puerta en Qutub Minar

Qutub Minar fue lo más espectacular que vimos en Delhi. Valió la pena pagar 500 rupias cada uno y no como en el fuerte rojo. Eso sí, te da algo de rabia ver a los indios les vale 30 rupias, hasta la administración te tima en este país. Entendemos que nosotros paguemos un poco más, ¿pero casi 20 veces más es pasarse un poco no?. Ya vemos lo de desplumar al turista lo llevan en la cultura.

Después de pasar 2 horas recorriendo las ruinas nos fuimos a visitar la tumba Humayun. Nos dijeron que no valía la pena ir si ya habías visto el Taj Mahal, pero a nosotros igualmente nos gustó. (Obviamente, tuvimos que volver a pagar 500 rupias cada uno).

Tras las dos visitas regresamos al hotel a dormir temprano. El único tren hacia Jhansi para ver Orchha salía a las 6 de la mañana el cual nos costó 1400 rupias los dos. !Pero por fin nos despediamos de esta ciudad!

India

Dicen que India o la amas o la odias. Nosotros llegamos a odiarla profundamente. Es más, llegamos a decir que tras el infierno, estaba este país.

En un país de 1300 millones y el segundo del mundo en cuanto a pobreza extrema, la mentalidad de miles de indios al levantarse no es vivir, sino sobrevivir un día más. Esto provoca que los indios solo miren por ellos mismos y no tengan miramientos en pisarte si es necesario a toda costa. La ley de la selva, del más fuerte, reina en este trozo de tierra. Desde entrar en el tren abarrotado en estampida, sin dejar salir antes porque a el los lo único que les interesa es entrar a toda costa, a que intenten timarte hasta la friolera de 300€ diciendo en Delhi hay altercados y la zona de tu hotel esta cerrada por disturbios y debas abandonar la ciudad apresuradamente.

La eterna sonrisa de Asia se apaga en este duro país en donde personas, vacas, cerdos y ratas del tamaño de tu antebrazo compiten por un trozo de comida putrefacto en las montañas de basura que crecen en las calles.

Posiblemente India es el país más difícil en el que viajes, pero tiene algo que lo salva, su legado. Un legado increíble de fortalezas y palacios creados por los mogoles en su pasado esplendor. Eso hace que explorar India valga la pena. Eso sí, ve con energías.

RAJASTAN
Empezamos nuestro viaje haciendo la famosa ruta visitando el Taj Majal en Agra y los fuertes y palacios de JaipurFatehpur Sikri. En la ruta paramos un par de días para ver los ghats de Púshkar una de las ciudades sagradas del país.

Continuamos el viaje en Udaipur y por fin encontramos una ciudad acogedora con sus restaurantes en las terrazas fuera del mundanal caos de las calles. Tras visitar el fuerte de Chittorga y  el templos de Ranakpur pusimos rumbo a Jodhpur y su casco antiguo azul indigo. Tras ellos fuimos a pasar unos días al desierto de Jaisalmer

PUNYAB Y UTTARAKHAND

Continuamos al norte a Amritsar para visitar su templo dorado y su frontera, un tanto peculiar, con Pakistan. Ahí continuo nuestro camino al este para ir a la ciudad del yoga, Rishikesh y relajarnos haciendo rafting.

UTTAR PRADESH

Tras ello no dirigimos al este, a los dos pueblos que más nos cautivaron, Orchha con sus fuertes y Khajuraho con sus templos en honor al kamasutra.

Acabamos nuestro viaje en la ciudad del Ganges, Varanasi, y tras unos días pusimos rumbo a Nepal.

Como hemos dicho India no es un país fácil, desconfía de todos, no te creas nada de nadie y ve con energías. Aunque el país es demoledor, los tesoros que contiene son fantásticos.

RESUMEN INDIA

Lo mejor: Sin duda su arquitectura, los fuertes de Jaipur, Raknapur y Orchha. Disfrutar de la tranquilidad de Khajuraho y cenar en los tejados de Udaipur. Y como no, el Taj Majal en Agra.

Lo peor: Todo de puertas para afuera. Los timos constantes y sin escrúpulos, ya intentaron timarnos 300€ en Delhi nada mas bajarnos del avión. La suciedad y ley marcial que campa a sus anchas, hace estés en tensión las 24h del día. La suciedad con toneladas de basura, ratas y excrementos de vaca en plena ciudad junto con un calor sofocante.

Días visitando el país: 23

Dinero gastado: (Cambio 1€/84,53 Rupias) 754€ x 2 personas = 377€/personas o 16,39€ día/persona

India es tan grande que nos quedo mucho por ver, sobre todo en el sur. ¿Si después de lo contado volveremos? Hemos de meditarlo, aún tenemos muchos países más por ver, posiblemente si vamos a Sri Lanka, pero lo hemos puesto al fondo de nuestras prioridades.