Melbourne

Finalizó nuestra etapa caravanera. después de lavarla y llenarle el deposito dejamos nuestra casa por estos 26 días. Han sido mas de 5000km con condiciones no siempre favorables y llevándola por cualquier sitio y ha aguantado. La verdad que a sus más de 480 000km iba mu bien si no era porque la segunda muchas veces no entraba.

Primero fuimos al hostel Discovery Melbourne a dejar las maletas y cual fue nuestra sorpresa, no nos dejaban dejarlas hasta hacer el checking que era 4 horas después. Así que fuimos a dejar la camper con todas las maletas. Después al dejar la furgoneta nos dimos cuenta que los buses van con una tarjeta que no teníamos, asi que toco pillar un taxi que por 48AUD nos dejó en el hostel. Al menos no tuvimos que cargar mochilas…

El hostel es inmenso, 5 pisos de habitaciones donde deben de dormir más de 200 personas. Nosotros dormimos en una habitación de 8 por 50AUD las dos noches, muy económico, menos de 8€ por noche, y con buen ambiente. Eso sí, encontrar un tenedor era misión imposible.

La tarde del primer día la dedicamos a conocer el centro haciendo un circuito por las calles. Destacar su ayuntamiento, sus arcadas (una de ellas tiene tiene un deje a la galería V emanuelle de Milano), sus calles con grafitis, sus miles de bares y restaurantes de todo tipo, su antigua cárcel, la antigua y preciosa estación de tren flinders o su plaza Federation Square llena de museos/bares y hasta un pequeño pueblo navideño (era la fecha). Melbourne tiene un skyline mucho más grande que Brisbane o Sydney pero sus edificios mas altos están demasiado separados los unos de los otros. Destacar la torre Eureka, el edificio más alto del hemisferio sur.

A la noche fuimos al Queen Victoria Market. Un lugar muy animado con comida de todo tipo (hasta paella española), coches de exhibición, música y un mercadillo donde comprar cualquier cosa. La verdad que estuvo muy bien y recomendamos pasarse una noche por el lugar.

Al día siguiente queríamos ir a la playa de Brighton donde hay unas casetas de playa muy pintorescas de distintos colores en la arena. El problema era que sin la tarjeta no podíamos pillar el transporte público y un taxi de ida y vuelta iba a ser muy caro. Así que como al mochilero lo que le falta es dinero pero le sobra tiempo… patitas para que os quiero. Una agradable caminata de 13 km justamente el día mas caluroso en noviembre de Melbourne en 35 años… De camino a la playa pasamos por el monumento a los caídos en las dos guerras mundiales, por Albert Park (sede del circuito de formula 1) y por St Kilda y su Luna Park una de las más antiguas montañas rusas.

Llegamos y nos dimos un mericidísimo baño, afortunadamente en Melbourne lo que abundan son las fuentes para beber, así que no tuvimos problemas de deshidratación. Después de hacernos las fotos de rigor empezamos nuestra vuelta de 13 km… Observando los parkings de bicicletas vimos que para cogerlas no es necesario la maldita tarjeta. Solo con una tarjeta de débito puedes por 3AUD tener 30 minutos. Así que nos hicimos todo Albert Park y por darnos la mayor prisa posible pues solo teníamos 30 minutos casi batimos el mejor tiempo de Alonso en el circuito jajaja. Al final nos pasamos de 20 minutos y nos cobraron un recargo, pero aun así nos había salido barato y nos habíamos ahorrado 7km de caminata.

De vuelta en el hostel descansamos un poco y a la noche fuimos a la zona del rio (southbank) para ver el skyline de noche y pasear un rato. Es un lugar de bares bastante animado y agradable.

Nuestro último día en Australia nos iba a despedir del país como no… Con lluvia. Ya acostumbrados salimos a visitar un par de museos gratuitos, el NGV en sus dos sedes.

Anuncios

Great Ocean Road (GOR)

Tras 300km desde el PN the Grampians llegamos a Port Fairy. No es el inicio de la Great Ocean pero nos pillaba de paso y aprovechamos para ver la isla de Griffith mediante un recorrido circular que pasa por humedales, un faro y dunas.

Ruta por Port Fairy

Después del paseo nos dirigimos a la reserva de animales donde vimos en libertad seis emús y dos koalas tras una caminata de 1h. Como nos quedamos con más ganas de ver koalas al día siguiente en el Otago NP nos desviamos un poco a una carretera donde habíamos leído que había bastantes. Aunque bastante arriba para poder ser fotografiados con detalle divisamos seis koalas.

Irene y el Emu

Uno de los primeros atractivos que vimos fue the childers, una playa super bonita. A su lado había otra también preciosa pero no recordamos el nombre. Uno de los miradores más bonitos que vimos, casi tanto como el de los 12 apóstoles, pero menos atiborrado de gente, fue el de Bay of islands. Hay otro, 3km más hacia el este que también vale mucho la pena.

Los platos fuertes de la GOR empiezan con las siguientes tres formaciones rocosas: 1. La gruta. Un poco decepcionante, es un pequeño agujero dentro de una pared rocosa. 2. London Bridge. Un puente natural de dos arcos, donde hace 20 años hubo un colapso y se separó en dos partes. Además desde este punto al anochecer pudimos ver a varios pingüinos azules, los mas pequeños del mundo, acercándose a la costa para pernoctar.

El arco

 .

4. The loch and the arch. Aquí hay varias pequeñas rutas para hacer. En la zona se hundió hace muchos años un barco famoso que hacia la ruta Inglaterra-Melbourne, justo un día antes de llegar (ya lo dicen que el Mar de Tasmania es muy traicionero). Puedes ver una cala muy bonita, una cueva desplomada con estalactitas, una cueva submarina, una playa con huuuge olas y miradores.

Todo culmina en los impresionantes 12 apóstoles, unas formaciones rocosas grandes dentro del océano. Desde el mirador no se pueden ver todas, pero es un lugar muy especial, sobre todo cuando cae la tarde.

12 apostoles

El segundo día como ya he dicho vimos Koalas, hicimos un pequeño trekking por un rainforest con árboles enormes, fuimos a ver el faro y el mirador también con formaciones rocosas en el mar de Ayreis Inlet, y por último, fuimos a la bonita playa nudista y surfista de Point Addis.

Lo mas cerca que vimos un koala en libertad

Para acabar hicimos una barbacoa en Torquay, el pueblo australiano del surf donde en Bells Beach se celebra un campeonato de surf mundialmente conocido.

PN The Grampians

Este parque no lo teníamos en mente en nuestro viaje, pero era una buena escala en la que parar en el largo camino entre el PN kosciuszko y la Great Ocean Road.

Mirador en la ruta the pinnacle

Llegamos mas tarde de lo que pensábamos ya que el primer tramo de carretera a la salida de las snow montains fue una odisea. Mas de 100km entre montañas (le llaman la alpine way) y con las dos únicas gasolineras cerradas. La lluvia como no, hizo acto de presencia también y sinceramente, no sé como llegamos a la gasolinera siguiente para repostar. De ahí aun nos quedaban mas de 200km hasta el parque.

Espectacular mirador Reed lookout

Aunque el esfuerzo valió la pena. El parque nos dejó tan buen sabor de boca que puede estar en el podio de los mejores que visitamos. El primer día, como llegamos algo tarde fuimos a visitar un mirador: el Reed lookout. Es famoso porque tiene una ruta de 1km a unos balcones con vistas, pero sinceramente y aunque es un pelín ilegal, si sales del perímetro de las barandillas consigues unas vistas (y fotos) geniales.

The pinnacle track

A la mañana siguiente comenzamos la ruta visitando las Mczenkie falls. Valen mucho la pena por tan sólo 900m de caminata y algo de pendiente. ¡Son muy anchotas y llevaban mucha agua! Seguimos caminando 2km más bordeando el río, pero las siguientes cataratas no eran tan bonitas.

Mczenkie falls

Después fuimos a ver otro mirador con vistas menos montañosas que el del día previo, eran vistas a una llanura pero también muy chulas (Boroka lookout). El plato fuerte vendría después, la caminata espectacular llamada the pinnacle, culminada añadiéndole el crack cortito del gran canyon. No es muy larga, en 3horas, incluido paradas para fotos, está hecha y las vistas durante el camino y en la cima son geniales. Antes de llegar a la cima pasas por una garganta estrechita y con pendiente al final muy fotogénica.

Mirador en la ruta the pinnacle

Para finalizar nuestra visita al parque Nacional hicimos la caminata de 2km al Mt Williams que nos dejó una estampa de un mar de nubes ante nuestros ojos. ¿Próximo destino? Great Ocean Road (y a pocos km de distancia, yupiiii).

Mar de nubes en mt Williams

PN Kosciuszko

Llegamos por la mañana tras haber hecho noche en un área de servicio cercana a Coona. Esta era un anticipo de las miles de moscas que nos encontraríamos en la zona.

Bonito sendero entre lavanda. Lastima de las 10000 moscas

La región es la única zona “alpina” de Australia y el único punto donde nieva en invierno. Sí, en Australia hay pistas de esquí. El pueblo más cercano al parque es Jindabyne donde nos aprovisionamos de mapas, comprobamos previsión meteorológica y pagamos las tasas del parque: 17 dolares por día y vehículo.

Bonito bosque de arboles muertos

El parque tiene dos zonas destacadas para hacer senderismo: Thredbo y Perisher. Primeramente fuimos a hacer el Thredbo river track donde supuestamente había ornitorrincos. No conseguimos atisbar ninguno, segundo intento frustrado desde Queensland. No hicimos toda la ruta porque pensábamos que la vuelta era por el mismo camino y se alargaba mucho ya que queríamos ver otros lugares. Luego descubrimos que se puede hacer circular. El camino por el río es muy agradable si no fuese por las cientos de moscas que te abordan, sobre todo al principio.

Si, en Australia nieva.

Después de comer las salchichas más picantes de nuestra historia fuimos a hacer una ruta circular que salia del Diggins Camping, La ruta no fue gran cosa y muy sencilla. Acto seguido fuimos al camping de Island Bend que estaba un poco alejado ya que a la mañana queríamos hacer el Summit Walk. La caminata hacia la cima de la montaña más alta de Australia: el Mt. Kosciuszko.

Cima en el Mt. Kosciuszko

El Camping de Island Bend es muy agradable, con un río en su parte baja y se ven numerosos canguros. Como anécdota decir que lo compartimos con un campamento de fin de curso de 20 niños. Ni se les oyó. Esto pasa en España y al camping de Cádiz acude un vasco para que se callen.

Camino al Summit Walk

El Summit Walk es la ascensión más fácil al mayor pico de un país. Una pista de tierra de 4 metros de ancho te lleva unos 7km hasta un empedrado que te sube a la cima. ¡Qué poca sangre tienen estos australianos sobre montañismo! A mitad de camino hay un refugio construido en honor a un chico que murió de hipotermia esperando a que su amigo bajase de la cima. Este nunca llego a bajar ya que se desorientó y perdió y ambos murieron.

Numerosos canguros

Después de la gran pateada de 18km quisimos hacer un recorrido que el día anterior no pudimos ya que amenazaba tormenta a última hora de la tarde. El Porcupine Rocks track es un bonito paseo de 5km pero con un terrible problema, las moscas, eran tantas y tan molestas que a medio camino nos dimos la vuelta ya desesperados de espantarlas.

Nuestro tiempo se había acabado en las Snow Montains y pusimos rumbo hacia el parque nacional The Grampians por la carretera más tumultuosa que habíamos realizado, de noche y casi sin gasolina… ¡Pero como siempre al final, menos mal que todo sale bien!

Las rutas siempre bien señalizadas

 

Blue Mountains

Llagamos a las Blue mountains desde Sydney. El parque nacional está a algo más de 100km. Su cercanía hace que sea visitada tanto por locales como por turistas que viajan a Sydney.

Espectacular mirador

Este parque dispone de diversos pueblos: Katoomba, Leura, Blackhead entre otros. Hay dos secciones principales para hacer rutas, la que está anexa al pueblo de Blackhead y la que está al sur de Katoomba. Llegamos de noche y aparcamos en un área de servicio a la entrada del parque. Para variar llovía y así continuó toda la noche y la mañana del día siguiente. Dándonos un respiro salimos a hacer una ruta circular de 3km.

Lugares maravillosos en el Blue Montains national Park

Por la tarde por fin despejó y aprovechamos para hacer la ruta al mirador más bonito del parque: el pulpit rock. Se trata de una ruta que va bordeando el acantilado de un cañón y que finaliza en un mirador que lleva hacia una gran roca. Las vistas son impresionantes ya que además hay unas escaleras que te llevan diez metros hacia el vacío. Lo más sorprendente es que este acceso data de más de 150 años.

Al día siguiente continuamos durante la mañana por el mismo sector, en este caso haciendo la espectacular ruta del gran canyon loop. Esta ruta se adentra en la garganta estrecha de un cañón poblado de magnifica plurisilva y pequeños torrentes que lo atraviesan. Nos quedamos completamente sorprendidos ante tan espectacular paisaje. Uno de los mejores de nuestro viaje.

Sublime point lookout

A la tarde nos fuimos al sector de Katoomba y vimos el Echo point y varios miradores previos con vistas a las Three Sisters y el Honey Moon Bridge en un pequeño recorrido circular. Este sector es mucho más turístico y no nos pareció tan espectacular debido a la masificación y a un recorrido demasiado urbanita.

Canyon loop

Para acabar el día disfrutamos de unas bonitas vistas desde otro mirador más solitario, el sublime point lookout. Nos gustó mucho ya que ves las sombras de las nubes reflejadas en el valle, así como el color “azul” que da nombre al parque.

Al día siguiente fuimos a Wentworth falls para realizar el National Pass. Gracias a nuestra magnífica suerte éste se encontraba cerrado por desprendimientos. El National Pass se construyó hace 100 años en una competición entre los pueblos por tener el recorrido más espectacular para así llamar al turismo. El camino es una combinación entre la ruta de cares y el caminito del rey, se pasea en medio de un gran acantilado entre cascadas.

Por un momento viajas al Jurásico

Una vez asimilado el chasco decidimos hacer una pequeña parte del mismo bajando hasta la catarata que sí se podía y luego realizar la ruta Undercliff que va por arriba del National Pass. Pese a no ser tan espectacular como este, nos gustó bastante e hizo que no nos fuéramos con tan mal sabor de boca. A la tarde partimos hacia otro parque. Kosciuszko nos esperaba con la montaña más alta del país.

Pulpit rock

Sydney

Después de dormir en un área de descanso a menos de 50km de Sydney desde la Waterfall Way, nos planteamos como acceder al centro. La idea al final fue dejar la camioneta a las afueras y acercarse en metro. El tiempo seguía siendo malo, siempre nublado con precipitaciones débiles. Deslucía mucho las instantáneas sobre la opera y el puente

.

El segundo día mejoró

Decidimos hacer un itinerario con el mapa del centro de la ciudad que nos dieron en el centro de información turística y visitar el jardín botánico, el museo de arte, el barrio de los primeros colonos y otros edificios. A la noche hacían un espectáculo de luces a las afueras de la opera pero como el día amenazaba lluvia lo pospusimos para el día siguiente.

Opera de Sidney

A la tarde noche regresamos a la caravana con la esperanza de volver a dormir en el área de descanso. Por desgracia nos equivocamos en la salida y empezó a diluviar, de noche cerrada y en una gran ciudad que no conociamos decidimos aparcar en un area residencial a pasar allí la noche. Afortunadamente estabamos cerca de donde queríamos ir a la mañana siguiente. Llovía muy fuerte así que pensamos que por las condiciones meteorológicas nadie iba a echarnos de allí o llamar a la policia. Efectivamente todo salió bien.

Bondi beach

Al día siguiente fuimos a Bondi Beach. La gente dice que es famosa pero a nosotros nos pareció una playa urbana como la de cualquier ciudad, eso sí con un toque californiano y de buen rollo especial. Dimos un paseo de 4 km por el camino del acantilado hasta Bondi beach y el sol apretaba de lo lindo, nada que ver con el día anterior.

A la tarde aprovechamos para volver al centro de la ciudad y hacer unas mejores fotos. Comimos en Chinatown donde los precios eran mucho más económicos. Ya habiendo asimilado que nos íbamos a perder el espectáculo de luces ya que a la noche volvía a llover, decidimos partir hacia las cercanías de las Blue mountains.

The Waterfall Way

La Waterfall Way es una carretera que atraviesa distintos Parques Nacionales. Nosotros decidimos visitar tres. El Dorrigo NP, New England NP y el Cathedral Rock NP.

Cascadas en Dorrigo National Park

Después de conducir desde Nightcap National Park, llegamos a Dorrigo donde dormimos. A la mañana siguiente el día no acompañaba, otra vez las nubes hacían acto de presencia. Fuimos al centro de información turística y nos comentaron que la Wollomombi fall, la segunda catarata más alta de Australia estaría seca, así que desistimos de ir tan lejos y preferimos quedarnos más tiempo en otros parques.

Caminos entre liquen en New Emglan National Park

Empezamos a caminar bien temprano realizando una de las caminatas circulares de 5km que ofrecía el Dorrigo NP. También paseamos por encima del Skywalk, una pasarela de madera con vistas impresionantes al bosque lluvioso. Dorrigo es uno de los 50 bosques lluviosos o selvas que forman parte de Gondwana reconocidos como patrimonio universal de la Unesco. Los aborígenes que pueblan esta zona del país son los Gumbaynggirr.

Continuamos camino hacia Ebor y quisimos visitar las Ebor Falls pero la niebla y continua lluvia nos lo impidió. Así que continuamos nuestro camino hasta el parque de New England.

New England tiene numerosos caminos que recorrer, nosotros por culpa del mal tiempo solo pudimos hacer el Eagles Nest Track cuando la lluvia amainó. Valió muchísimo la pena arriesgarse a mojarse pues se salía de la monotonía del Rainforest de los otros parques. El liquen en los árboles le daba un toque muy místico y bonito a la vez. Eso sí, había que ir con cuidado pues estaba todo mojado y el camino al ser empedrado resbalaba.

Multitud de canguros en Cathedral Rock National Park

Nos quedamos con la sensación de querer ver más, pero el clima no era favorable. Habíamos leido que en Cathedral Rock el tiempo era más favorable, así que decidimos ir allí al día siguiente. Dormimos en un camping del parque entre la incesante lluvia.

Obelixa en Australia

Al día siguiente partimos hacia Cathedral Rock con la esperanza de encontrar buen clima. La lluvia había cesado pero las nubes seguían amenazando.

En Cathedral Rock nos sorprendió la cantidad de canguros que uno puede ver. Decidimos hacer el Cathedral Rock Loop Walk y desviarnos a mitad de camino para subir su punto más alto a 1584m. El camino mucho mas cómodo que el de New England, pero las vistas no eran tan bonitas. Es un bosque de Eucaliptus con piedras redondeadas enormes de granito diseminadas que fueron expulsadas desde un volcán extinto y desaparecido hace millones de años.

Ebor Falls

Como la niebla no dejó de acompañarnos no subimos a la cima ya que no se iba a ver nada. Mientras bajábamos hicimos un parón en las Ebor Fall pues la meteorología había mejorado un poco y pudimos al fin contemplarlas.

Pusimos rumbo a Sidney con la sensación de haber hecho pocas cosas en los dos días que teníamos pensado estar, pero el clima incesantemente inapropiado no nos dejó más. Eso sí, sin duda el PN de New England nos había parecido el más maravilloso de cuantos hemos estado.

Mama canguro con su cría

Byron Bay

Llegamos a Byron Bay, el lugar más al este de Australia y fuimos primero de todo a una tienda de informática para ver si podían rescatar nuestras fotos. Después de dejarles la memoria decidimos dar primero un paseo por el pueblo.

Vistas desde el faro

Byron Bay es la meca del movimiento hippie en Australia y eso se notaba ya que más de uno había cruzado la línea que separa lo hippie de lo vagabundo. Eso sí, en los baños públicos te ponen música mientras le cambias el agua al canario y las puertas son automáticas. Después de visitar la playa fuimos al faro a hacer una pequeña caminata de 5 km por el Parque Nacional (aquí todo lo que sea mayor a 10m2 de vegetación ya lo llaman así) del cabo de Byron Bay.

Espectácular y nada visitada la playa Watego, es una inmensa playa con su sistema dunar. Si se llega a tiempo hay visitas guiadas para acceder a lo alto del faro. Nosotros llegamos tarde y para la siguiente faltaba más de una hora así que lo desestimamos.

Bonito faro a un mar azul

Después de la caminata fuimos a la playa principal a bañarnos y pasar la tarde, cenar y ducharnos. A última hora fuimos a la tienda de informática a ver si había habido suerte. ¡Las habían recuperado! Pero ya estaban a punto de cerrar e iba a tardar mucho en pasarnos las fotos, así que teníamos que volver al día siguiente. Volvimos a dormir en la área de servicio cercana al pueblo y a la mañana nos dieron las fotos (se demoró bastante) y salimos escopeteados para Nightcap National Park.

kilómetros de playas vírgenes

En Byron bay a no ser que seas un fanático del movimiento hippie, con un día lo has visto todo.

Parque Nacional Nightcap

Después de recuperar nuestras fotos en Byron Bay, pero con bastante retraso, nos fuimos al PN Nightcap a ver las Minyons Falls. El día por fin nos acompañaba para visitar un parque nacional.

Mynion falls

Las Minyon Falls no estaban en nuestra hoja de ruta, pero en Springbrook hablamos con un Australiano que nos la recomendó y como no se desviaba mucho de nuestro itinerario y teníamos días decidimos dedicarle un día. Aunque al final con el contratiempo de las fotos tan solo pudimos tener una tarde. La gran catarata mide casi 100m y como había llovido en los días previos emanaba cierta cantidad de agua. El camino hasta ella es un paseo de 4km ida y vuelta. Si se va con tiempo se puede transformar en un recorrido circular de 8km.

Base de las Minion falls

El PN Nightcap tiene más senderos donde puedes dedicarle unos días, pero nosotros debíamos seguir nuestra ruta.

Parque Nacional de Lamington

Muy cerca del Parque Nacional de Springbrook está este parque patrimonio nacional de la humanidad.

Fantásticas vistas

Este parque está dividido en dos grandes secciones: Green mountains y Binna Burra, unidas por un recorrido de dos días llamado Border Track que es parte de un sendero de gran recorrido llamado Great Walkers.

Nosotros nos decantamos por el sector de Green Mountains. Aunque si se es un apasionado del senderismo esta bien perder dos o tres días visitando las dos secciones.

Bosque lluvioso parecido al Amazonas

El primer día, como veníamos de Springbrook y no teníamos mucho tiempo dedicamos la tarde a hacer senderos cortos a miradores como el Python Rock Track, el Centenary Track y el Morans Fall Track.

Mientras cenabamos pudimos observar infinidad de aves y unas especie de hibrido entre canguro y rata llamado Red necked pademelons

Multitud de cataratas en el Parque Nacional

Decidimos dormir en el camping ya que el pago se hacia vía Internet y había hueco. Al día siguiente Decidimos hacer el Toolona Crek Circuit, una caminata de 17km en 6 horas por bosque lluvioso lleno de cataratas en donde tenias continuamente que atravesar torrentes. Fue una bonita excursión ya que hacia tiempo queríamos hacer algo mas largo. El tiempo acompaño muchísimo y vimos bonitas cataratas. Lo que nos decepciono un poco fueron los miradores lo mas alejado de la ruta del camping, no eran gran cosa como para llamarlo mirador.

Toolona Lookout

A la vuelta hicimos un pequeño recorrido por encima de los arboles en un macropuente que habían construido. Nos quedaba algo de tiempo antes de partir para Byron Bay y decidimos ya que había internet subir varias paginas del blog. Cuando fuimos a pasar las fotos de la cámara a la tablet hubo un error de conexión… ¡¡¡¡Habiamos perdido todas las fotos de Australia!!!!

¡Tengo hasta un circuito!