Islas Galápagos

Las Islas Galápagos tienen dos caras. La primera, ese rincón en el mundo de naturaleza y vida salvaje de los que quedan pocos en el mundo. El lugar es simplemente excepcional e increíble. Con animales que pasan a tu lado sin huir, porque saben que en ese pedazo de tierra ellos sin los primeros.

dscf7574

Tortugas gigantes. Puerto Ayora.

La otra cara es la de los precios abusivos y tasas que has de pagar para acceder al lugar. No solo tendrás que  pagar el billete de avión y los 100$ de entrada al parque (que por cierto, has de llevar en efectivo, no tienen cobro por tarjeta). En el aeropuerto, ademas tendrás que pagar otra tasa de 20$. El aeropuerto aterriza en una isla desierta y para llegar al poblado deberás pagar ademas dos autobuses y un ferry que te saldrá por otros 6$. Lo fuerte es que para volver al aeropuerto no hay autobuses y has de pillarte un taxi incrementando aún más el precio. Para colmo, las barcas que van entre islas no atracan en el muelle (60$ ida y vuelta), sino que hay de pagar una barcataxi (1,5$ cada trayecto) para que te lleve y otra para que te deje en tierra. Y si eso no fuese poco, en cada puerto has de pagar una tasa portuaria (5$). Vamos que te cansas de pagar y pagar por tasas y más tasas.

Para ello antes de viajar has de hacer balance de tu economía. Nosotros decidimos hacer el esfuerzo, aunque cada vez que venían a cobrarnos otra tasa o otro gasto no programado se nos cambiaba la cara. Eso si, el lugar es único e increíble.

dscf7691

Tortuga Bay. Puerto Ayora

Llegamos a Puerto Ayora por la mañana y después de regatear precios (Los hostels aquí son caros, pero como era temporada baja, podéis hablar para bajar un poco el precio) nos dirigimos a la estación científica Charles Darwin. Allí tienen bastantes tortugas pero todas en recintos cerrados, no era lo que andábamos buscando, aún así en los edificios hay exposiciones sobre las islas bastante interesantes. En Puerto Ayora ya puedes ver aquí los animales viven de otra manera. La iguanas duermen en las aceras sin inmutarse a nuestros pasos, un pelícano se posa en una barandilla y un lobo marino espera en la lonja su ración de pescado como un perro cuando estas en la cocina.

Al día siguiente a la mañana, contratamos un tour para ir al Rancho primicias, los túneles de lava y los gemelos. Este tour si tienes buenas piernas lo puedes hacer en bicicleta. Pero al precio que ponen al alquiler de bicicletas por hora, te saldrá casi por el mismo precio. El Rancho primicias tiene una reserva de tortugas gigantes. Te das un paseo por la finca y hay cientos de ellas. Esto si que ya vale la pena. Después recorrimos un túnel de lava perfectamente equipado con luz artificial y por ultimo fuimos a los gemelos. Dos craters ya extintos en el centro de la isla.

dscf7732

Las Grietas. Puerto Ayora

A la tarde fuimos a Playa Tortuga. IMPRESIONANTE. Es un arenal blanco con agua turquesa completamente virgen y sin basura en la arena. Un lugar que invita a bañarse pero solo recomendable a surfistas por sus corrientes. Aún así al final de la playa hay otra más pequeña con aguas tranquilas entre medanos.

Para finalizar el día fuimos a las Grietas. Como bien dice el nombre, son unas fisuras en la costa producidas por túneles de lava que han colapsado. El lugar es mágico, con aguas cristalinas en donde puedes bucear entre peces de considerables dimensiones.

dscf7839

Snorkel entre tortugas. Puerto Villamil

A ultima hora cogemos un ferry hasta la vecina isla Isabela. Buscamos un hotel en Puerto Villamil y pillamos un tour para el día siguiente ver tortugas marinas. El tour fue muy bueno, nos bañamos entre lobos marinos, tortugas y pingüinos. Algo realmente increíble y maravilloso. A la tarde alquilamos unas bicicletas para ir al muro de las lágrimas. Un muro sin ton ni son en medio de la garriga hecha por presos. Por el camino hay diversas lagunas que merecen ser visitas y miradores. Eso si, ¡No vallas muy rápido, pues las tortugas cruzan la carretera y tienen preferencia!

Al día siguiente volvemos con el ferry a Puerto Ayora y de ahí a Guayaquil. Las Islas Galapagos son realmente increíbles. Eso si, hay que rascarse el bolsillo.

dscf7860

Irene superando su fobia a los pingüinos en Puerto Villamil

Con esto se acabo nuestro viaje a Ecuador. Un país que posiblemente no llame la atención compitiendo con otros de sudamerica, pero que ¡sencillamente es fascinante!

Anuncios

Riobamba

Después de unos días en Baños y la selva, volvemos a las alturas. Esta vez ni mas ni menos que para intentar alcanzar ver el coloso de Ecuador, el Chimborazo que con sus 6300m es la montaña más alta de este país y del mundo su se mira desde el centro de la tierra.

Para ir a visitar el Chimborazo nos hospedamos un día en Riobamba. Concretamente en el Hostal Oasis, este hostal esta bastante apartado de la terminal de buses, por lo que tendréis que ir en taxi, a no ser que os guste mucho caminar. El hostal es muy bonito y acogedor. Pero no de lo más barato de la ciudad.

dscf7466

Descansando mientras ascendía al Refugio Wimper

Para ir al Parque Nacional el Chimborazo hemos he pillar el bus que va a Guaranda y decirle nos deje en las puertas del Parque. Una vez registrados en el parque podemos subir al primer refugio andando o en unos taxis que hacen el trayecto (5$). El tiempo allí arriba es muy cambiante. Cuando nosotros fuimos había nieve ya en el primer refugio, en cambio, una amiga había ido una semana antes y no había nieve ni en la laguna Cóndor Cocha a 5100m.

Después de una parada en el primer refugio, realizo una excursión hasta la laguna Cóndor Cocha pasando por el refugio Wimper el cual esta cerrado. Irene decide quedarse en el refugio ya que no se encontraba muy bien por la altura. Mientras asciendo, parándome cada 400m a respirar (La altura se nota), observo como guías llevan grupos de excursionistas. No sin alarmarme por la poca consideración de estos a llevar a sus clientes en deportivas por la nieve, con los pies helados y patinando en los descensos. Tendrían que mirar un poco más por la seguridad. El día estaba tapado por lo que no se pudo ver el Chimborazo, al menos alcance mi cota máxima, llegar a los 5100m no esta nada mal.

dscf7468

Laguna Cóndor Cocha

Después de la visita al Chimborazo, recogimos las cosas y nos fuimos a Guayaquil. ¡Al día siguiente nos esperaban las Galapagos!

Baños

Después de unos días en Latacunga decidimos viajar a Baños, entrada del amazonas. Pasamos del agreste terreno de los andes a la espesura de la selva. Aunque tampoco os creáis que bajamos mucho, pues cerca de Baños está el activo volcán Tungurahua de más de 5000m.

dscf7192

Columpio Casa del Arbol

Baños es muy parecido a Mindo, pero con más actividades y por lo tanto un poco más saturada. Nos hospedamos en el Hostal Chimenea. Bastante acogedor, con bonitas vistas y cercano a las termas.

dscf7387

Cascada de Machay

El primer día, al ser ya por la tarde lo dedicamos a ir a visitar el columpio de la casa del árbol y las vistas de la ciudad. Subiendo por las laderas de la montaña te das cuenta de la cantidad de cascadas que hay. ¡El sueño de todo barranquista! A la noche aprovechamos para ir a las termas de la virgen, con una bonita cascada en la entrada. eso si, prepárense para achicharrase el culo.

Al día siguiente decidimos hacer un tour por el amazonas en busca de la Cascada Machay de más de 40m. Por el camino pudimos montarnos en otro columpio. Más alto, más rápido y con menos seguridad que la casa del árbol, pero mil veces más excitante y a través del amazonas. Para finalizar y tras una vuelta en canoa visitaremos una tribu indígena.

dscf7462

Pailon del diablo

Nuestro tercer día en Baños era alquilar una bicicleta para ir a visitar el Pailon del Diablo.

Desgraciadamente el día no acompañaba, por ello decidimos hacerlo en camioneta. En camioneta se para en algunos sitios para hacer tirolinas (No vale la pena si van a Mindo, por el mismo precio hay más y de mejor calidad) Eso también nos quito tiempo para ver el Pailon por lo que recomendamos mejor, si se puede, ir en bicicleta.

Latacunga

Agarramos las maletas en un hostel al lado de la estación de Quito donde las habíamos dejado pensando en volver el día anterior. Y para llegar a la estación del sur tuvimos que pillar un taxi (10$) debido a las grandes distancias longitudinales que tiene la capital. De ahí en dos horas llegamos a Latacunga.

Nos hospedamos en el Hostal Tiana, muy acogedor, limpio y con desayuno incluido. Desde ahí puedes reservar circuitos. Nuestra idea en Latacunga era subir al Illiniza Norte, visitar la laguna de Quilotoa y realizar un treking por el Cotopaxi (Ya descartado subirlo debido a que cuando fuimos estaba activo)

dscf7054

Laguna de Quilotoa

Debido a que perdimos un día por la indisposición de Irene en Mindo y que no estaba del todo fina (Y yo también empezaba a sentirme mal) decidimos abortar la subida al Illiniza Norte. (Y con ello, sin la aclimatación que necesitaba, la subida al Chimborazo).

Dedicamos el día a conocer la ciudad e indagar como llegar al día siguiente a la laguna de Quilotoa. Es relativamente fácil. De la estación parten cada hora buses hasta Zumbahua. De ahí hay que agarrar otro hasta Quilotoa.

Al lado de la laguna hay varias posadas y lugares para comer. En ella podemos realizar dos recorridos. Uno hacia el interior del cráter hasta llegar a la laguna (El cual deberemos luego ascender y es bastante extenuante por el desnivel y la altitud) y otro bordeándolo (igual que Cuicocha). Este último tiene distintos miradores. Nosotros aprovechamos para hacer parte de este hasta uno de los miradores. A la tarde nos empeoró el día, se tapo todo y empezó a llover. Pero esta vez afortunadamente llevamos la ropa adecuada y no nos calo como en el Rucu pichincha. Eso si el bus de vuelta no aparecía y el tiempo se ponía por momentos peor.

dscf7155

Cotopaxi

Al final unos guardas del parque hablaron con una camioneta, y todos apiñados conseguimos bajar hasta Zumbahua. De Zumbahua a Latacunga fuimos en un bus aun mas apiñados. Incluso una chica llego a desmayarse del agobio (Nadie dijo que viajar por latinoamerica fuera sencillo)

Al día siguiente vamos con un tour al Cotopaxi (Está en alerta por erupción por lo que el acceso es obligatorio ir con guía). Realizamos una caminata a un cerro próximo para ver el volcán. Pero el tiempo no nos está acompañando. El Cotopaxi aparece tapado entre nubes y para colmo se avecina una tormenta eléctrica. No conseguimos subir al cerro, empieza a llover y en nuestras mentes aparece de nuevo la granizada del Ruccu Pichincha. Empezamos a bajar y una vez en el la laguna que precede al volcán parece que se despeja. Al final pudimos ver el Cotopaxi y como desde su cráter salia una fumarola importante.

Tras ellos nos dirigimos a Baños para disfrutar un poco de la selva.

Mindo

Ayer por la noche después de visitar Otavalo regresamos a Quito. Hoy nos hemos levantado pronto, nuestro objetivo es ir a Mindo. Mindo está ubicado en el llamado bosque nuboso, un preciosos entorno entre montañas. Muy parecido a la selva, pero al estar a más altura la niebla penetra entre los arboles, dándole un toque místico y encantador. Es un pequeño pueblo cerca de Quito, al oeste, muy parecido a Baños, pero no tan conocido por los turistas como esta última.

dscf7002

Canopy

Desgraciadamente para nosotros es bastante popular entre los quiteños, y hoy era día festivo… Así que cuando llegamos a la estación de autobuses había una gran cola y el bus se llenó muchísimo antes que nos tocase a nosotros. El próximo autobús era a las 14:30 ¡Demasiado tarde!

Mientras esperábamos en la cola conocimos a Jhon y su novia, y al ver la situación decidimos agarrar un taxi entre los 4. 10$ por cabeza, pero era mejor que quedarnos en Quito sin saber que hacer.

Una de las ventajas del taxi es que es más rápido que el bus. Por lo que llegamos antes. Nada más bajar nos abordan touroperadores con sus respectivos circuitos. Al final decidimos ir con la pareja de quiteños a pasar el día. La hora en taxi había estrechado relaciones. Por la mañana decidimos ir hacer canopy (Tirolina para los españoles), y siendo sinceros, está mucho mejor que Baños en cuanto a calidad precio. Más económico (y aún más si no contratáis touroperador y vais por libre) y muchas más tirolinas.

dscf7036

Una de las muchas cascadas de Nambillo

Por la tarde decidimos ir a visitar la cascada de Nambillo, a la cual se accede por una tarabita (Una cesta metálica por un raíl). Esta cascada no es la única en la zona. Hay un recorrido que desciende entre cascadas (Pensad luego habéis de subir otra vez hasta la tarabita). En este recorrido Irene empezó a encontrarse realmente mal. (Algo no le había sentado bien, pensamos que unos zumos que tomamos al llegar al pueblo).

Una vez en Mindo ya estaba realmente mal, por lo que no pudimos agarrar en bus de vuelta a Quito y tuvimos que dormir en Mindo. Justamente eran días de fiesta y no había ninguna plaza libre. Al final, conseguimos una habitación en un hostel a medio construir.

A la mañana Irene se encontró mejor y pudimos regresar a Quito. Otras de las actividades que pueden hacerse en Mindo es el Tubing y visitar el mariposario.

Otavalo

Salimos tarde de Quito por lo que tuvimos que coger un taxi  (60$ 2h) hasta Otavalo. Pasamos ahí la noche, en el Hotel Santa fe, un bonito hostal recubierto de madera 100% recomendado. A la mañana siguiente partimos para Cotacachi (0.25$ 15min) y la laguna de Cuicocha.

dscf6955

Iglesia de Cotacachi

La laguna de Cuicocha es ni mas ni menos que el cráter de un volcán extinto. Un sendero nos permite rodearlo en unas 4h y a la entrada de la carretea una una bonita exposición de como se formo esta laguna.

Desde arriba podemos observar el agua cristalina (No potable por su alto contenido en azufre) y la profundidad de esta (Dicen que alcanza los 220m). También desde el camino podemos observar el volcán Cotacachi y mas lejos el nevado Cayambe, tercera montaña más alta del Ecuador.

dscf6944

Laguna de Cuicocha

Después de la visita a la laguna de Cuicocha, visitamos el mercado de cuero de Cotacachi mientras esperamos el bus de vuelta a Otavalo. En Otavalo visitamos las Cascadas de Peguche.

dscf6971

Cascadas de Peguche

Estas transcurren por un agradable paseo, primero entre puestos de souvenires y después entre la selva. Hay distintos camino y podemos disfrutar de termas por el recorrido del arroyo y puentes colgantes.

Otras cosas que podemos hacer en Otavalo es visitar el lago San Pablo, realizar una caminata por las lagunas de Mojanda y las cascadas de Taxopamba, ascender el Fuya Fuya o el cerro Tourichupa. Sin duda alguna es un buen lugar para quedarse un par de días. Nosotros al tener tan poco tiempo, solo pudimos estar un día.

Quito

Quito la capital de Ecuador, está encajonada a lo largo de un valle entre montañas de 4000m. Esto hace que recorrer la ciudad de punta a punta sea una autentica aventura de buses y una especie de tranvía que llaman Trole.

dscf6791

Plaza Grande y su catedral

Teníamos los billetes con destino a Guayaquil, pero luego vimos que el viaje era mas sencillo de recorrerlo de Quito a Guayaquil. así que como hacia parada en la capital, decidimos bajarnos (Pero nuestras maletas no) y empezar la aventura desde ahí. Una vez en el aeropuerto cogemos un bus publico (2$) hacia la estación Rio Coca. De esta estación, otro autobús nos lleva al centro.

No esperéis llegar del aeropuerto al centro en 30 min… Más bien tardamos 3h. Los autobuses van llenos a reventar (De hecho en una ocasión, vimos como el autobús partía con la pierna de una señora afuera, atrapada en la puerta), por lo que mucho cuidado a las maletas. No nos sentimos inseguros en ningún momento, pero siempre hay que prevenir.

Una vez en el centro, nos hospedamos en Quito Backpaker Guesthouse. Al lado de la plaza San Francisco. Era de lo más barato que había  (7S/persona) y eran unas habitaciones bastante mal cuidadas, en donde hasta las sabanas estaban rotas. Pero bueno, nosotros solo íbamos a quedarnos un par de días (No nos gustan las grandes ciudades), estábamos cansados del vuelo y era tarde.

Al día siguiente por la mañana, (En Ecuador amanece a las 6 am pero no hay nada abierto hasta las 8, ni los cafés) fuimos a la mitad del mundo. Tienes que recorrerte toda la ciudad para llegar allí. Primero coger un bus (0,25$) hasta la terminal terrestre la Ofelia y de ahí, otro bus (Que pone mitad del mundo). La mitad del mundo es un complejo turístico, pero esta muy bien montado y te explica cosas curiosas. Ademas hay numerosas salas en donde te explican cosas también del ecuador.

dscf6807

A la tarde nos dedicamos a ver el casco antiguo y que casualidad ¡Estaban de fiesta nacional! (Se independizaban de nosotros jeje). Algunos edificios estaban adornados con la tricolor y afuera, había bastante gente para ver al presidente de la nación. Nosotros visitamos la Plaza Grande con su catedral y el palacio de gobierno, la plaza y monasterio de san francisco, la ronda (Una calle con flores en los balcones y ventanas). La plaza e iglesia de santo domingo, la plaza teatro y la basílica del voto nacional. A la cual puedes subir y tener una panorámica de la ciudad. (Abierto solo por las mañanas). Las calles son bastante seguras y si te pierdes, o tienes alguna duda, los quiteños son muy amables (Aunque a veces no se pongan de acuerdo y salgas mas confundido de lo que estabas).

El segundo día subimos al Rucu Pichincha. Un volcan de casi 4700m que nos costo más de la cuenta, debido a nuestra pobre aclimatación (Hace 36h estabamos a cota 0). Subimos al teleferiQo, que nos elevó hasta los 3.945m. Desde ahí se ven otros grandes volcanes como el Cotopaxí o el Chimborazo. Desde el mirador tenemos un “agradable paseo” hasta la cima. Teníamos que parar en cada loma a recobrar el aliento, y al final poco a poco el tiempo se iba poniendo feo. Empezamos a subir con el día despejado, hicimos cima envueltos en niebla y bajamos con una granizada impresionante. (Nos pilló casi al final y acabamos empapados, no quiero saber como acabo la gente que aún iba detrás nuestro.)  Para colmo aún no habíamos ido a por las maletas al aeropuerto. En donde estaba nuestra ropa impermeable (Ley de Murphy). Así que cuidado allí arriba, el clima es muy cambiante.

dscf6890

Rucu Pichincha

Después de un café bajamos de nuevo a Quito, agarramos las maletas, y nos fuimos a nuestro próximo destino. Otavalo.

Ecuador

Podríamos decir que Ecuador es un país de contrastes. Puedes encontrarte en una playa virgen y a las dos horas estar en medio de la selva o a 5000m de altura. Sin duda a dudas este país no te decepcionara.

dscf6825

Palacio de Gobierno, Quito

Exceptuando las dos ciudades más grandes, Quito y Guayaquil, el resto son metrópolis tranquilas y agradables. Es un país bastante seguro y tiene un buen sistema de transporte terrestre. Aunque por lo pequeño del país, es raro tengamos que hacer noche en algún autobús.

Visitamos este país en 2016, pero nos quedaron lugares pendientes como Puerto López, Cuenca y Loja. ¡Así que tenemos excusa para volver!.

Ecuador no te dejará indiferente. Iniciaremos nuestro viaje en Quito y su casco antiguo, para ascender levemente a la laguna de Cuicocha en Otavalo. Realizaremos mil actividades de aventura en Mindo y su bosque nuboso o en Baños, entrada al amazonas. Descenderemos por la espina dorsal de la cordillera caminando por volcanes tan impresionantes como el Cotopaxi en Latacunga o el Chimborazo cerca de Riobamba y por supuesto, nos quedaremos anonadados ante la espectacular fauna silvestre de las Islas Galapagos en un fugaz viaje.

¡Es increíble que en tan poco espacio haya tanta diversidad!

RESUMEN ECUADOR

Lo mejor: Su contraste paisajístico en un espacio tan pequeño. Nos fascino la vida silvestre de Galapagos, las tirolinas entre la espesa selva de Mindo y las panoramicas de las lagunas de Quilotoa y Cuicocha

Lo peor: El abuso de tasas en Galapagos y no poder ver el Chimborazo por la climatología.

Días visitando el país: 15

Dinero gastado: (Cambio 1€/1,2$) 1054€ x 15 días = 70,26€/2 personas o 35,18€ día/persona

Preparando el próximo destino


¿Donde estamos?: De regreso en Mallorca

TRAS NEPAL REGRESAMOS A MALLORCA.

Tras nuestro viaje a Nepal decidimos regresar a Mallorca ¿La razón? Básicamente dos: Primero que si seguíamos nuestro itinerario, la idea era viajar a Vietnam. El problema era que lo pillábamos en época de lluvias y no nos apetecía visitar el país con lluvia cada día. (Ya tuvimos bastante con Australia).

La segunda es que en nuestra comunidad salían aposiciones y eran una oportunidad que no podíamos desaprovechar. Así que decidimos hacer un paréntesis en nuestro viaje y de paso, dejar un poco bonito el blog.

¡Pero no se preocupen! ya estamos preparando la próxima salida.

Cuando emprendas tu viaje a Itaca
pide que el camino sea largo,
lleno de aventuras, lleno de experiencias.