Monte Cook

Tras una visita fugaz por Queenstown donde paseamos y compramos provisiones para los proximos días de excursión, llegamos al lago Pukaki donde pasamos la noche con vistas al Mt Cook National Park, en un parking gratuito lleno de caravanas.

Vistas al Monte Cook desde el Kea Point Track

Queenstown es la sede perfecta para contratar tours y actividades de aventura por la zona. Por lo demás, nada que destacar, un pueblo rodeado por un lago como tantos otros en Nueva Zelanda. Nosotros lo estábamos haciendo todo por libre, por lo que contratar Tours no era nuestro objetivo. Sí que dudamos en si hacer el famoso puenting o no, pero al ver los precios las dudas se disiparon. Mas de 300NZD por un salto de breves segundos nos pareció demasiado, así que queda pendiente experimentar la sensación en otra ocasión. Quizás en la isla norte…en Taupo, aunque no creemos que los precios varíen demasiado.

Vistas del final del Hooker Valley Track

Al día siguiente nos esperaban muchos kilometros de caminatas. Al llegar al punto de información nos dijeron que el pronóstico del tiempo para hoy era estupendo y que al día siguiente no pararía de llover, así que concentramos los dos días de excursiones en uno. Al final hicimos tres excursiones, dos de distancia media 3-4 h y otra de 1h enmedio.

facil dendero del Sealy Tarns Track

La primera fue la Sealy Tarns Track. Casi 2000 escalones para calentar las piernas. Fue exigente pero las vistas desde la cima valían la pena. Arriba además hay un merendero en el que poder merendar cómodamente y si el tiempo os acompaña como a nosotros será una experiencia maravillosa (merendar, no los escalones). La vista del Monte Cook era fabulosa, ya que durante el día las nubes se fueron disipando y lo pudimos ver completamente. Despues de bajar los escalones y en vez de regresar al punto de partida, giramos al otro extremo donde finaliza en un bonito mirador al lago glaciar inferior (hay dos), el Kea Point Track.

Vistas al Monte Cook desde el Kea Point Track

Después del Sealy Tarns Track no sabíamos si tendríamos más ganas de hacer otra ruta igual de larga. Fuimos antes a la del lago glacial Tasman, una ruta corta de 1h antes de comer. El glacial tasman termina en un lago desde el que se ve como los témpanos de hielo caen y se acercan a la orilla. Hacen rutas guiadas en kayak por el lago, y la verdad que debe ser una bonita experiencia a no ser que te pase como con el Titanic.

Uno de los puentes del Hooker Valley Track

Tras reponer fuerzas nos animamos a hacer la ultima ruta. Fue la archifamosa Hooker Valley Track, también conocida como camino al paraíso, que discurre por un camino llano, atravesando tres puentes colgantes hasta el mirador donde se ve el Monte Cook de más cerca. Sus aristas y cimas son afiladas como cuchillos y a alguién como a nosotros, a quien nos apasiona el montañismo, nos pareció de una belleza considerable. Otra cima que veremos y no podremos ascender. Al final el día nos cundió bastante y acabamos muy contentos porque la climatología nos diera un respiro después del Mildford. Habíamos ganado un día también, así que vimos que en Wanaka se podían hacer mas actividades y allí nos dirigimos.

Monte Cook

Anuncios

Nueva Zelanda

Llegamos a las antípodas con muchas ganas de conocerlas. Nos embarcamos en un road trip de 40 días en una furgoneta de 20 años y más de 400 000km para hacerle 6 000km desde Christchurch hasta Auckland.

dscf2527

Inicio del Kepler Trak

ISLA SUR

Aterrizamos en Christchurch, una ciudad que como el ave fénix resurge de sus cenizas cada vez que un terremoto la sacude. De ahí nos enrolamos en la caravana para visitar la Península de Banks. Nos comenzó a impresionar el país con sus contrastes de azul y verde en la Summit Road. De Banks fuimos por la costa avistando vida salvaje como pingüinos azules y de ojos amarillos junto con leones marinos en Oamaru y Catlins Forest.

dscf3438

PN Abel Tasman

Después de un poco de vida salvaje tocó realizar el primer Great Walk del país. En Te Anau nos esperaba el Kepler Track con su impresionante segundo día cresteando con vientos de 60km/h y sus sandflies. Tras tres días agotadores seguimos hacia Miltford Sound. El clima no nos acompañó pero no no nos impidió realizar pequeñas caminatas por la zona y aprovechar una tarde en la que salió el sol para subir al Key Summit y ver el famoso Mildford Sound. Con más mono de trekking subimos a la zona de Monte Cook y Wanaka con las vistas panorámicas del Roys Peak y su glaciar.

Volvimos hacia atrás para realizar la West Coast visitando los glaciales Fox y Franz Josef entre otros puntos de interés. Seguidamente para acabar fuimos a hacer nuestro segundo Great walk, con kayak incluido en el Tasman National Park. Abandonamos la isla sur con el ferry intercruiser, no sin antes maravillarnos con el magnífico paisaje del trazado en el barco desde su proa.

dscf3788

Tongariro NP

ISLA NORTE

Iniciamos nuestro recorrido en la ventosa Wellington en el sur de la isla. De la ciudad nos quedamos con el interactivo museo Te Papa. Para la víspera de navidad nos esperaba nuestro tercer Great walk, el Tongariro northern circuit. Ahora sabemos porque P. Jackson lo eligió para evocar Mordor, sus paisajes eran tan desérticos y desoladores como coloridos y fantásticos. ¡Alucinante!

No cansados de los Great walk, pasamos navidad y el boxing day realizando pequeñas caminatas y el trekking del Pokuau Circuit en el cono casi perfecto del Taranaki.

Continuamos hacia el centro de la isla… tocaba un poco de descanso en la zona termal de Taupo y Rotorua, visitando el lago Taupo (el más grande del pais), termas naturales, geisers, Hobbitton, etc.

dscf4028

Monte Taranaki

A continuación, fuimos a la península de Coromandel, no sin antes hacer una parada en Karangahe Gorge y recordar el pasado minero del país. De Coromandel destacar Cathedral Cove y otras playas aledañas.

Antes de subir hacia Northland a pasar tres días, paramos en dos parques nacionales pequeñitos cercanos a Auckland. Nos quedamos con el de la West Coast, con sus cataratas y playas de arena negra surferas. De Northland no podemos decir mucho porque la mitad de nuestra estancia allí fue pasada por agua. Destacar el Mangawhei cliff walk con su vegetación, dunas enormes y aguas cristalinas.

Para finalizar estuvimos tres días en Auckland, una ciudad cosmopolita y con muchas zonas verdes.

Gracias AOTEAROA!

dscf4280

Wairere Falls

RESUMEN NUEVA ZELANDA

Lo mejor: Sus paisajes sin ninguna duda, puedes estar pisando con tus grampones un glaciar y al dia siguiente bañarte en un mar azul. Su vida salvaje es digna de admirar y sus parques nacionales su mejor carta de presentación. Las tres great walk nos impresionaron, el keppler, Tongariro y Tasman national park merecen perderse unos dias recorriendolos. El monte Taranaki, los sendereos de wanaka y monte cook pese a no ser un great walk no se queda atrás.

Lo peor: Nueva Zelanda no esta tan bien acondicionada como Australia para las caravanas, si a eso le añadimos no llevar una self-containers puede ser incluso difícil donde pasar la noche. Aunque sean nuestras antipodas no comparten nuestro clima y puede lloverte en cualquer mes. Es un pais del primer mundo y por lo tanto caro, conviene ir con más dinero del pensado. Hobbitton no vale los 60€ de su entrada.

Dias visitando el país: 39

Dinero gastado: (Cambio 1€/1,75$) 3215€ x 2 personas = 1608€/personas o 41,25€ dia/persona