Bukit Lawang

A las 6 a.m. partíamos en furgoneta privada desde Medan al parque Nacional Gunung Leuser. Nuestro objetivo es atisbar al orangután de Sumatra, una especie en peligro de extinción.

Antiguamente los orangutanes dominaban toda Indonesia y sudeste asiático. Actualmente solo pueden verse en las islas de Sumatra y Borneo. El punto de salida a la jungla es la pequeña aldea de Bukit Lawang, donde nos esperaba nuestro guia Jasu. Pero, antes de comenzar nos comentaron que dejasemos todo nuestro dinero y pasaportes a cargo de Anton, la persona que organiza los tours a pie de campo, con la excusa de que un mono podia robar las carteras o caerse en la vuelta por el rio haciendo rafting. Nos pareció un poco sospechoso pero accedimos.

Irene con Thomas, un entrañanle amigo

La primera parte del recorrido por la jungla era más sencillo y en el pudimos ver innumerables monos, pero no orangutanes. Tras dos horas de caminata vimos el primer oranguntán macho, era pequeño pero al ser el primero nos pareció fascinante.

Acto seguido vimos a una madre con su bebe jugando con una botella (los orangutanes son seres independientes, la madre cuida de su cría solo hasta los 6 años de vida). De camino donde ibamos a hacer una parada para comer tuvimos mucha suerte, ya que encontramos uno de los orangutanes mas grandes del parque (más de 100kg de especimen). Era adorable y pudimos verlo desde muy cerca pero con cuidado, ya que este tipo de orangutanes puede ser agresivo, sobre todo con las mujeres (las feromonas…).

Con nuestro guía Jasu

Mientras comíamos se nos acercaron unos macacos de tamaño medio muy bonitos. El camino de vuelta a nuestro campamento donde ibamos a pasar la noche en la jungla era un descenso empinado y resbaladizo con final en una bonita cascada para bañarse y relajarse. Allí conocimos a nuestro cocinero de nombre impronunciable que junto a Jasu nos parecieron dos maravillosas personas. Junto a ellos y Josef nuestro compañero de tour, aleman, pasamos una bonita velada, con comida riquisima y abundante. A la noche Jasu nos enseñó juegos de magia y de capacidad mental muy entretenidos. Dormimos en el suelo con una esterilla más fina que el papel de liar (si váis y tenéis esterilla llevarla, nosotros nos las dejamos en el hostel y nos arrepentimos).

Ducha sumatreña

A la mañana siguiente nos despertaron con un te y un buen desayuno. Pasamos la mañana haciendo fotos a los monos y orangutanes que venían a curiosear a nuestro campamento. Nunca nos olvidaremos de Thomas y como cogía nuestra comida de la mano. También observamos que en el río había una especie de lagartos enormes, pero que no cunda el pánico, eran herbívoros.

A la tarde después de comer, bajamos al pueblo por el río encima de neumáticos de camión simulando un rafting, fue bastante divertido. Todo fue fantastico hasta la llegada, cuando el señor que tenía que darnos las carteras, al contar el dinero faltaban 50€. A pesar que nos lo devolvió nos dejó un gusto amargo, pues la acción de este hombre había empañado el excelente trabajo de Jasu y el cocinero. Si hacéis este trekking os recomendamos ser muy cautos y si dejáis algo que os hagan un escrito. Os recomendamos muchísimo a Jasu y su compañero como cocinero.

Este amigo pelirojo es más grande de lo que parece.

La noche la pasamos en el mismo pueblo cenando con Josef y un compañero canadiense. A la mañana siguiente partimos a Medan bien temprano pues teníamos que coger un avión a Yogyakarta.

Anuncios

Berastagui – Gunung Sibayak

Llegamos a Berastagui por la tarde después de 4 horas en bus desde el Lago Toba. Nos alojamos en el Losmen Sibayak. Una guesthouse sin nada de lujos pero perfecta para pasar la única noche.

Camino de subida al Gunung Sibayak

Nos levantamos a las 7 a.m. rumbo al Gunung Sibayak. Primero cogimos un minibus que pasa por la misma carretera del albergue hasta la entrada. Empiezas caminando más o menos 4km por asfalto hasta un cruce donde esta la entrada. Aqui se paga 20000 IDR y empiezas con unas fuertes rampas de asfalto descompuesto hasta lo que debe ser en temporada alta un parking con tiendas para vender bebidas y souvenirs. Cuando nosotros subimos era un campamento fantasma.

A partir de ahi empieza la subida por escalones. La niebla empezo a hacer acto de presencia pero el camino no tiene pérdida. Conforme vas subiendo empiezas a sentir el olor a azufre y la ceniza empieza a depositarse en tu pelo y chaquetas. Pero lo más impresionante no es esa imagen de que estás en otro mundo, sino el estruendo de las calderas sacando vapor a presión. Parece que en cualquier momento el volcán se va a despertar y tú vas a ser el invitado de honor.

Paisaje lunar en la cima del Sibayac

Llegamos a los tres vivacs cimeros pero la niebla no nos dejaba apreciar bien bien donde estaba la cima. Nos hicimos un par de fotos y decidimos bajar. Al iniciar el descenso vimos a un guía con dos clientes, los cuales se sorprendieron de vernos sin guía (aunque en verdad Aberto es guía de media montaña titulado en España) pero sinceramente, no es necesario ya que el camino está muy delimitado. Los guías nos comentaron que a lo mejor en un rato se despejaba y podiamos ver las vistas, pero no tenia ninguna pinta de despejarse y decidimos bajar a las termas.

Continuamos bajando y empezamos a ver turistas subiendo con chanclas e incluso con vestidos. Vale que no hace falta guía, pero eso no quiere decir se tenga que subir a la montaña como si fueses a la playa. Una torcedura de tobillo allí arriba puede acarrear muchos problemas.

Termas con vistas al Sibayak

Una vez abajo en el cruce puedes coger el desvío a las termas (¡¡¡100% recomendado!!!) por 10000 IDR (menos de 1€) tu cuerpo tendrá toda la relajación que necesita después de un madrugón y una caminata. Y con vistas al Gunung Sibayak espectaculares (donde la niebla cimera no se despejó nunca, supongo que los guías no querían decepcionar a sus clientes diciendo la verdad). Eso sí, para llegar a las termas hay que recorrer otros 4 kilómetros de carretera con empinadas bajada.

Una vez finalizado el más que merecido baño, a la salida puedes coger un minibus que te llevará al hostel. De ahí fuimos a la terminal que está al lado rumbo a Medan (2h y media,25000 IDR), ya que desde el Angel Hostel habíamos contratado un tour de dos días de trekking por Bukit Lawang en busca de Orangutanes.

Indonesia

SUMATRA

DSCF8793

En Sumatra divisamos enormes orangutanes

Caótica y exhuberante a la vez. Llegamos a Medan entrada la noche y la verdad que daba un poco de miedo. Pero a la mañana siguiente todo cambió. Visitamos el Danau Toba, subimos al Gunun Sibayac y nos bañamos en unas termas en su falda. Por último pasamos dos días en Bukit Lawan atravesando la jungla en busca de orangutanes.

Sumatra va a otro ritmo y así lo demuestran sus largas horas en bus para hacer pocas decenas de kilómetros. Así que no intentéis correr o os desesperareis.

JAVA

DSCF9066

Gunung Bromo

Llegamos a Yogyakarta con hambre de ruinas y el Prambanan y Borobudur saciaron nuestras expectativas. Aunque todo hay que decirlo, los precios de las entradas los encontramos algo abusivos para ser Indonesia. Después decidimos pasar unos días de trekking ascendiendo el Gunung Bromo y el Gunung Ijen. Se nota que Java es más turística que Sumatra y de ahí la gente que quiere aprovecharse del viajero despistado.

BALI

DSCF9329

Pura Ulun Danu Batur

Saltamos a Bali en 20 minutos de ferry y los cinco días que estubimos nos supieron a poco. Hay tanto por descubrir, que posiblemente quede marcado como un punto donde volver. Templos, cascadas, arrozales y puestos donde comprar artesanía que hacen que quieras pasar unos meses descubriendo cada rincón de la isla.

NUSA TENGGARA

DSCF9804

Dragón de Komodo

Aterrizamos en Labuanbajo, posiblemente uno de los mejores destinos de buceo del mundo. Nos enmarcamos en un crucero de tres noches y cuatro días rumbo a Lombok visitando el Parque natural de Komodo con sus dragones y buceando en arrecifes de coral con inmensidad de peces a tu alrededor.

Por último disfrutamos de unos días en Gili Tarawan para finalizar nuestros días en Indonesia

RESUMEN DE INDONESIA

DSCF9944

Puesta de sol desde las islas Gili con vistas al volcán Agung

Lo mejor: la vista de un gran orangután en Bukit Lawang, el hostel del Danau Toba y la zona norte de Bali, Prambanan, el amanecer en el Gunung Bromo y bucear en el crucero del archipielago de Nussa Tengara.

Lo peor: la comida es muy repetitiva, que nos faltase dinero después del trekking en Bukit Lawang, los taxistas que intentan aprovecharse en Probolinggo y sobre todo el gran problema medioambiental que tiene Indonesia con la basura tanto en sus ciudades como en sus costas y montañas.

Días visitando el país: 25

Dinero gastado: (Cambio 1€/15 800 IDR) 1341€ x 2 personas = 670€/personas o 26,82€ día/persona

Nos quedo por ver Nussa Penida, Lombok y las islas del este, sinceramente, una buena excusa para repetir.

 

Danau Toba

La primera atracción que visitamos en Sumatra está a unas 5h en bus de Medan. Se trata del lago Danau Toba que es en realidad el cráter de un volcán extinto. Dentro del mismo, encontramos la isla de Samosir que para hacernos una idea es del tamaño de Formentera. Se llega a ella en barco desde el pueblo de Parapat por 15.000 idr (1 euro) durante una travesía agradable de 30 minutos.

Navegando por el Toba

El alojamiento turístico está ubicado en el pueblecito de tuk-tuk un lugar muy tranquilo a orillas del lago. Nos alojamos en la Guesthouse Liberta compuesta por bonitas casas batak, construcciones que caracterizan a una tribu procedente hace muchos años desde Malasia, y que actualmente se aloja en los alrededores del lago Toba. Nuestra habitación era muy bonita y auténtica, muy recomendable. Quedamos tan maravillados por las casitas batak que nos cogimos una muy bonita de madera como souvenir.

Al día siguiente alquilamos una moto bien temprano y recorrimos la isla de Samosir. Fuimos a un mirador pasado el pueblo de Tomok desde donde se pueden ver unas bonitas vistas de todo el entorno. También pudimos ver la primera playa de nuestro viaje cerca de Sinamindo, vacía de gente, ya que no es temporada alta en Sumatra y, por último, vimos las sillas de piedra en Ambarita que datan de tres siglos de antiguedad y era el lugar donde los asuntos importantes del pueblo se discutian.

Bonitos miradores al Toba

Resumiendo, dos días de relax rodeados de muy pocos turistas y con un entorno muy rico paisajísticamente hablando. Llegada la tarde, tocaba seguir camino en bus dirección Berastagi.

Rustica pero una maravilla

Medan

Caótica y sucia, pero necesaria pues es el punto de conexión para lugares maravillosos como el Lago Toba o caminatas por la jungla en Bukit Lawang.

Llegamos a la noche de un sábado y todo era un bullicio de motos y coches por todos lados. Las calles están muy mal indicadas por lo que por las altas horas de la noche, el acoso de los transeuntes con el Hey mister y el no saber donde esta el hostal que buscábamos, acabamos en un antro nada agradable.

Mezquita de Mesjid Raya

Al día siguiente encontramos el hostal Angel y a partir de aquí fue todo mas sencillo. Dejamos las maletas grandes pues íbamos a regresar al finalizar nuestro peque;o recorrido por Sumatra. Como único punto de interés vimos la mezquita de Mesjid Raya al lado del guesthouse